Más del 90 por ciento de las corporaciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tienen una representación familiar en capital y control, y son un pilar de la economía nacional, señaló el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Resaltó, además, que estas organizaciones contribuyen con el 80 por ciento del Producto Interno Bruto y generan 90 por ciento del empleo en el país, según datos del Global Data Points-Family Firm Institute 2016.

Ante este panorama, Fernando Sandoval, director del Centro de Familias Emprendedoras del ITESM, informó que preparan un proyecto para estudiar de manera integral la situación y los mecanismos que promuevan el sano desarrollo y transformación del ecosistema formado por empresa, familia y gobierno.

“Comprender, diagnosticar y promover a la empresa familiar no sólo es significativo para el desarrollo económico de nuestro país, también lo es para la buena evolución de nuestra sociedad”, indicó.

Mencionó que, a diferencia de países como Chile, España y Suecia, las empresas familiares en México no son censadas.

Los datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) sólo distinguen a las compañías por su tamaño, lo que hace difícil su análisis y diagnóstico, añadió.

Dijo que estimaciones del Centro de Familias Emprendedoras del Tecnológico de Monterrey apuntan que 85 por ciento de las empresas en México son familiares y, de acuerdo con la consultora KPMG, sólo una pequeña proporción de estas empresas llega a la segunda generación.

Se espera que las nuevas investigaciones arrojen luz sobre este sector que enfrenta grandes retos y dificultades para sobrevivir, expresó.

El directivo manifestó que “la familia empresaria, la empresa familiar y su gobierno forman una simbiosis, no se puede entender una sin la otra, pero tampoco sin lo que las amalgama”.

Así, expuso, hay que lograr el buen funcionamiento del vínculo entre familia y empresa, un factor más relevante que la propia operación de la organización.

El 70 por ciento de las empresas familiares en México desaparece por problemas al interior de la familia, según reportes del Centro de Familias Emprendedoras del Tec, agregó.

Comentó que “el objetivo del nuevo proyecto del Tecnológico de Monterrey para gobernar esta simbiosis es desarrollar competencias en los empresarios y familias empresarias con el fin de formar un liderazgo innovador que orqueste y transforme el vínculo e interacción entre generaciones”.