Los diputados de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania guardaron un minuto de silencio en memoria de los muertos por la masacre en un colegio politécnico de Kerch, Crimea, mientras el número de decesos llegó a 21.

"Traslado mis condolencias a los familiares y allegados de víctimas inocentes, compañeros, honremos la memoria de los niños muertos", dijo el presidente del Parlamento, Andréi Parubi, al abrir la sesión.

El Ministerio ruso de Sanidad, por su parte, reportó que aumentó a 21 el número de las personas que fallecieron en la masacre perpetrada en la ciudad crimea de Kerch

Ciudadanos rusos y ucranianos han depositado velas y flores en recuerdo de las personas fallecidas en el instituto de Crimea.

Al principio se pensó que podía ser un ataque terrorista, pero las autoridades pronto identificaron al autor del ataque: Vladislav Rosliakov, de 18 años y estudiante del Instituto Politécnico de Kerch, donde se produjo el suceso.

Nadie entiende aún qué llevó a este joven tranquilo y retraído a perpetrar un ataque de este tipo, con armas y explosivos, y a suicidarse posteriormente.

Además de los fallecidos hay medio de centenar de personas heridas, la mayoría adolescentes.

Crimea es una zona de conflicto entre Kiev y Moscú. Rusia se anexionó el territorio en marzo de 2014, desatando una ola de críticas internacionales y sanciones.

Ahora, este dramático suceso ha reabierto las heridas entre ambos países. El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, dice que su país tiene jurisdicción para investigar este ataque

Por su parte, Rusia ve lo ocurrido como algo de su país y ha agradecido los mensajes de condolencia de otros países.