La Secretaría de Protección Civil en Guerrero vigila el comportamiento y evolución de la zona de baja presión con 90 por ciento de potencial ciclónico, que se desarrolla en el golfo de Tehuantepec y la cual podría desplazarse de manera paralela a las costas del Pacífico mexicano.

En un reporte, señaló que la zona de inestabilidad favorece el potencial de precipitaciones y tormentas puntuales fuertes de 50 a 75 milímetros para todo el estado de Guerrero.

Indicó que las lluvias pueden presentarse acompañadas de actividad eléctrica, rachas de viento y la caída de granizo en las partes altas, durante la noche y transcurso de la madrugada de este jueves.

El sistema meteorológico se localiza a 370 kilómetros al sur-sureste de Salina Cruz, Oaxaca, desplazándose al oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora, con rachas de viento de 45 kilómetros por hora.

La secretaría recordó que en temporada de lluvias y ciclones tropicales, se pide a la población alejarse de zonas de inundación, de los márgenes de ríos, lagunas y presas, así como laderas inestables propensas a deslaves o derrumbes.

Asimismo, mantener vigilancia en escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas, y tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico.

Reportar además cualquier incidencia al número de emergencias 911 y extremar medidas de prevención, principalmente quienes habitan en zonas de alto riesgo.