Médicos de diversas regiones de Baja California son actualizados en el tratamiento de la infertilidad, para llevar a cabo tratamientos de inducción o de inseminación intrauterina.

La vicepresidenta del Colegio de Ginecología y Obstetricia de Tijuana, Elida Silvana Servín Zenteno, indicó que los especialistas participan en el taller básico de Inducción de la Ovulación y Manejo de Consultorio de la Infertilidad.

Mencionó que la finalidad del curso es que los ginecólogos que atienden a pacientes con este problema tengan los conocimientos básicos para su manejo y para llevar a cabo los referidos tratamientos.

Destacó que este curso cuenta con un alto valor curricular otorgado por el Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia y les da a los participantes 30 puntos para su recertificación.

Dio a conocer que el curso se desarrollará en varias fechas en horarios matutinos y vespertinos para dar oportunidad de que los médicos puedan asistir.

Respecto a los ponentes, dijo que los temas del taller serán impartidos por prestigiados médicos provenientes de distintas partes del país.

“El enfoque del curso es la inducción de la ovulación en pacientes con infertilidad. Tratar que se pueda manejar una paciente desde su consultorio sin procedimientos tan invasivos y complejos”, expresó.

Servín Zentena subrayó la importancia de que los médicos tengan una constante actualización para tratar las distintas causas de infertilidad, que en un 30 por ciento de casos se debe a causas masculinas.

Ello, debido a alteraciones en el ámbito testicular, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección y en el semen.

Detalló que otro 30 por ciento es por causas femeninas debido a una menopausia precoz, endometriosis, obstrucciones o lesiones de las trompas de falopio, anomalías uterinas y cervicales o problemas ovulatorios.

Añadió la especialista que un 20 por ciento de las causas son mixtas o combinadas; en las cuales los dos miembros de la pareja son responsables y otro 20 por ciento llega a ser una causa inexplicable.