Elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado (SSE) ingresaron esta tarde al Centro Penitenciario y de Reinserción Social Molino de Flores para controlar a varios internos que se amotinaron para demandr mayor seguridad al interior de este lugar.

Esta tarde, autoridades penitenciarias de este reclusorio solicitaron apoyo a la SSE para controlar un intento de amotinamiento que varios internos llevaban a cabo, ya que el pasado 15 de octubre un compañero fue apuñalado porque otro interno lo quería extorsionar.

De acuerdo con los primeros datos, los internos exigen al director de este penal, mayor seguridad ya que un compañero de ellos fue asesinado por una presunta extorsión.

Al lugar se presentaron más de 50 familias de internos, quienes permanecían  afuera de este reclusorio, en espera de recibir información de sus familiares que se encuentran internados en dicho confinamiento.

Autoridades indicaron que la situación al interior del reclusión ya fue controlada por los elementos penitenciarios y de la Secretaria de Seguridad.