El guitarrista de flamenco José Antonio Rodríguez se presentará el 24 de octubre en el Lunario del Auditorio Nacional con “El guitarrista azul”, su más reciente producción discográfica, inspirada en una parte de la vida del pintor español Pablo Picasso.

“El concepto fue componer una obra sobre la época azul de Picasso, que es la menos conocida, más dramática, más dura quizá, y grabarlo en directo con la Orquesta de Córdoba. Se podía haber grabado en sesión, pero no es igual la emoción”, dijo el artista en conferencia de prensa.

El músico español, quien busca dar a conocer su música y ser un ejemplo de cómo cambia la cultura, ofreció muestra de su talento a la prensa con uno de sus temas, tras lo cual platicó que conoce muy bien la Ciudad de México, he incluso en los noventas tocó en un teatro, aunque no recuerda el nombre.

Reveló que ese material fue un encargo para la inauguración de un evento muy importante de flamenco en Córdoba (el Festival de la Guitarra) y en un principio no sabía qué hacer, por lo que optó por algo a modo de banda sonora, imaginando un guión sobre Picasso en París en 1901-1904, al que le puso música.

“Fue complejo inventarme un guión porque yo no viví aquello, solamente parte de la biografía que hay escrita y es muy poco, porque era una época que no interesó mucho…y fue un año de trabajo”, contó.

Otra de las complejidades que reveló fue que con el orquestador Enric Palomar pudiera entender un poco el espíritu que él quería sobre un instrumento pequeño como la guitarra flamenca, a comparación de la Orquesta y, finalmente, el problema que conlleva el ensayo con una formación de casi 60 personas.

“Las satisfacciones, desde el ensayo primero porque la orquesta de mi tierra ya los conozco personalmente, son muy receptivos con mi música, siempre se portaron muy bien, y el director Michael Thomas es un magnífico director y una magnífica persona”, destacó.

Explicó que todo ese proyecto forma parte de la cultura de su región, Andalucía, donde la música tradicional es muy importante.

“Al contrario que con la música rock o pop, no se sigue una línea ascendente, que es lo que se busca, aquí es todo lo contrario, Paco de Lucía describía muy bien, se busca una provocación, yo necesitaba en mi carrera hacer algo diferente”, detalló.

José Antonio Rodríguez, quien radica en Los Ángeles, California, indicó que tiene muy buenos amigos en México, desde Tijuana a Querétaro, donde existe mucho interés por el flamenco y afinidad con la música, además de que es una tierra que le gusta mucho.

Señaló que ha coincidido con la gente por los festivales de guitarra, al cual acuden muchos mexicanos, y tanto en este país como en Estados Unidos existe mucho interés por el género, y aunque España es muy lejana hay una peregrinación hacia los festivales principalmente en Andalucía y Madrid.

Consideró que la música está impregnando de su perfume a los aficionados y al público en general, a quienes les gusta el jazz y el rock, y lo sienten, pese a que el flamenco aún tiene muchas etiquetas, como que es antiguo y estático, pero divertido.

En cuanto al concierto que ofrecerá el 24 de octubre en el foro alterno del Auditorio Nacional, en la Ciudad de México, indicó que aunque los grandes recintos son muy bonitos, buscaba un espacio más íntimo donde pudiera estar cerca de la gente.

Para ello preparó un programa en el que jugará con las emociones de los asistentes y expresará distintas sensaciones a través de los ritmos del flamenco y su música, donde retomará temas de sus discos anteriores, así como algo que compuso hace algunos días.

El guitarrista adelantó que quizá su siguiente producción sea una mezcla de rock, el que siempre escuchó pese a que en su época estaba prohibido que un niño dijera que le gustaba el rock, pero ahora se lo puede permitir, e incluso recordó que ha tocado con Scorpions o Bobby Kimball, ex vocalista del grupo Toto.