Personal de los servicios de emergencia ha recuperado al menos un cuerpo al continuar con sus esfuerzos de rescate en las inundadas márgenes del río Llano, en la parte central de Texas, después de tres días continuos de lluvia.

Meteorólogos del Servicio Nacional del Clima (NWS) informaron que el río Llano llegó a un nivel récord el martes y mantendrá este miércoles volúmenes similares.

Agentes de la Oficina del Sheriff del condado de Burnet localizaron la tarde del martes un cuerpo en el lago Lyndon B. Johnson, el cual se cree fue arrastrado por las aguas de la inundación cerca de la comunidad de Kingsland, al noroeste de Austin.

Los equipos de búsqueda del Servicio de Parques y Vida Silvestre de Texas realizan múltiples rescates aéreos y acuáticos a lo largo del río, ya que las llamadas para el servicio vienen "una detrás de la otra", según informó la dependencia a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

"El río Llano ha alcanzado una importante etapa de inundación histórica", indicó la Oficina de Manejo de Emergencias del Condado de Llano.

"Actualmente está a 40 pies (12.1 metros) y casi ha superado el puente en Llano. Cualquier persona que viva a menos de un cuarto de milla (400 metros) del río debe evacuar inmediatamente a un terreno más alto".

El río Llano llegó a la cima al mediodía del martes al alcanzar los 12 metros, apenas por debajo del récord de 1935. El NWS pronosticó que la cresta del miércoles por la mañana alcanzará una "altura similar".

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó al Centro de Operaciones del Estado de Texas elevar su estado de preparación en respuesta a las continuas inundaciones.

"Cuando llegue el mal tiempo, Texas se asegurará de que nuestro personal de emergencia y los funcionarios locales tengan lo que necesitan para responder y proteger a los que están en peligro", dijo Abbott en un comunicado.

"También exhorto a todos los texanos a que tomen su seguridad en sus propias manos al vigilar de cerca las condiciones climáticas cambiantes y prestar atención a las advertencias de los funcionarios locales", externó.

La inundación en el área central de Texas ha obligado al cierre de varias carreteras y puentes en el área. La mañana del martes, el puente sobre la carretera FM 2900 en la comunidad de Kingsland se derrumbó por la presión de la corriente del río Llano.

Más de 25 centímetros de acumulaciones de lluvia habían caído hasta el mediodía del martes sobre la zona, inundando partes de la cuenca del río Llano desde el lunes. El agua se ha precipitado hacia el río, lo que lo ha llevado a niveles casi sin precedentes.

El NWS emitió una advertencia de inundación repentina para los condados de Gillespie y Llano hasta las 19:00 horas de este miércoles y una advertencia de inundación a lo largo del río Llano en los condados de Llano y Sandy Creek cerca de Kingsland y en el río Pedernales en la comunidad de Johnson City.

Las inundaciones también han afectado a otros ríos en el condado de Hill. El NWS dijo que el río Guadalupe, Sandy Creek y el río Nueces enfrentan una "situación peligrosa".