Apertura de templo indio a mujeres en edad menstrual desata protestas

El famoso santuario del Señor Ayyappa, ubicado en la occidental ciudad de Sabarimala, abrió hoy por primera vez su puerta a las mujeres jóvenes, en medio de violentas protestas de devotos...

El famoso santuario del Señor Ayyappa, ubicado en la occidental ciudad de Sabarimala, abrió hoy por primera vez su puerta a las mujeres jóvenes, en medio de violentas protestas de devotos tradicionalistas que consideran impura la presencia de las féminas en edad menstrual.

Cientos de personas se congregaron en los alrededores del templo para manifestarse en contra de la decisión del Tribunal Supremo de revocar una vieja orden que impedía a las mujeres en edad menstrual, es decir, entre 10 y 50 años, entrar al templo.

Con piedras, palos y otros objetos en mano, los manifestantes, incluidas muchas mujeres, impidieron el ingreso de las jóvenes devotas, incluidas periodistas, al famoso templo, uno de los centros de peregrinación hindú más grandes del mundo.

Desde 1991, el templo de siglos de antigüedad ha impedido el ingreso de mujeres y niñas en edad menstrual por considerarlas impuras, sin embargo el 28 de septiembre pasado, la Corte Suprema levantó la prohibición sosteniendo que la “igualdad” es un derecho en India, independientemente de la edad y el género.

“Las mujeres no son menos ni inferiores al hombre. El patriarcado de la religión no puede triunfar sobre la fe. Las razones biológicas o fisiológicas no pueden ser tomadas en cuenta en la libertad de la fe", destacó el fallo de la Corte.

A pesar de la elevada seguridad y las garantías del primer ministro Pinarayi Vijayan para visitar el templo, muchas peregrinas no pudieron ni siquiera acercarse a las localidades de Nilackal y Pamba, cercanas Sabarimala, por los actos de violencia de los manifestantes.

Varias mujeres, incluidas periodistas locales que cubrirían la información sobre la apertura del templo, fueron abucheadas y obligadas a regresar por manifestantes, que arrojaron piedras contra sus vehículos, según un reporte del diario The Indian Express en línea.

Algunos manifestantes pararon autobuses que llevaban devotos y los llevaron a dos de los campamentos cercanos al templo, donde les pidieron a las mujeres mostrar documentos de identificación para comprobar su edad.

Una mujer mayor, que se opone a la presencia de mujeres jóvenes en el templo, incluso amenazó con "suicidarse" en el lugar, si alguna de las peregrinas se atrevía a ingresar al templo y mancharlo "con su menstruación impura".

Según la página en Internet del templo, los peregrinos que vayan a visitar el santuario tienen que mantener 41 días de abstinencia sexual antes de visitar el lugar.

Ante las agresiones de los manifestantes, el gobierno del occidental estado indio de Kerala, donde se encuentra el templo, enviaron más de mil agentes de Policía para retirar a los devotos tradicionalistas que impiden a las mujeres acercarse al santuario.

El responsable de la Policía en Sabarimala ,Manoj Abraham, informó que elementos policiales arrestaron a 11 manifestantes cuando intentaron bloquear el camino de algunas mujeres, incluidos a los agresores de dos periodistas de The News Minute y Republic TV atacadas.

Pese a las protestas, Madhavi, una mujer de 45 años del estado de Andhra Pradesh, se convirtió este miércoles en la primera mujer en caminar por las colinas de Sabarimala, aunque fue obligada a retirarse por activistas enojados, cuando se encontraba a pocos metros del santuario.

El primer ministro condenó las acciones de los fieles tradicionalistas y reiteró que no permitirá que nadie tome la ley en sus manos. "Mi gobierno no permitirá ninguna violencia en nombre de Sabarimala", subrayó Vijayan, luego de descartar una revisión contra la orden de la Corte Suprema.