El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, acusó hoy al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, de atacar a Venezuela, por sumarse a la demanda en la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad en esta nación.

Arreaza afirmó que Alvarado intenta distraer la atención en su país, ante los conflictos laborales, usando como excusa a Venezuela. Costa Rica anunció que apoyará la iniciativa tomada por seis países del hemisferio que solicitaron a la CPI que inicie una investigación contra el presidente Nicolás Maduro sobre presuntos crímenes de lesa humanidad.

"Ante la incapacidad demostrada por el Gobierno de Costa Rica para resolver sus asuntos internos y escuchar con humildad a los trabajadores en tan prolongada huelga, el presidente @CarlosAlvQ decide distraer la atención de la opinión pública de su país atacando a Venezuela", dijo Arreaza en su cuenta de Twitter.

Asimismo, señaló que jamás había visto a un gobierno de Costa Rica que en tan poco tiempo se subordinara a "dictámenes de un Gobierno que odia a los pueblos centroamericanos", como el del presidente estadunidense Donald Trump, o que perdiera "tan rápido su popularidad, a partir de políticas contra los más humildes".

El canciller venezolano exhortó a Alvarado a escuchar a “su pueblo, a sus dignos trabajadores y que respete a los pueblos soberanos e independientes de Nuestra América”.

"Reflexione. Como dijo el maestro Andrés Bello: 'los que no moderan pasiones, son arrastrados a lamentables precipicios’", finalizó.

La petición a la CPI fue presentada en septiembre, durante la asamblea general de la ONU, por Argentina, Perú, Paraguay, Chile y Colombia. Luego se sumó Canadá.