Al entrar en vigor hoy la Ley del Cannabis en Canadá, el gobierno del primer ministro Justin Trudeau anunció que dará amnistía a las personas que tienen un cargo criminal por haber portado marihuana en menores cantidades.

El perdón federal incluirá suspender las multas y el tiempo de espera de un canadiense para iniciar un proceso de perdón por haber portado y fumado marihuana.

El ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, y el ministro de Seguridad Fronteriza y Reducción del Crimen Organizado, Bill Blair, anunciaron este miércoles que es insostenible la criminalidad por posesión de marihuana cuando hoy se ha descriminalizado este consumo.

Los funcionarios señalaron que se introducirá una legislación para dar este perdón, con lo que se suspendería la multa de 631 dólares por posesión ilegal de marihuana, así como el tiempo de espera de entre cinco y diez años para solicitar el perdón por esta ofensa.

Goodale dijo que este perdón "eliminará la carga y el estigma" y derribará las barreras en el trabajo, la educación, la vivienda o el trabajo voluntario que enfrentaban quienes tenían este récord criminal.

El ministro definió la histórica legislación de marihuana como una “transformación fundamental” de una prohibición que estuvo vigente por casi un siglo.

Los funcionarios aclararon que aun cuando se suspendan los cargos por portación de marihuana no se borrará el récord criminal, a lo que el opositor partido de centro izquierda Nuevo Partido Democrático (NDP) pugnó por una total eliminación del récord criminal.

Al respecto el primer ministro Justin Trudeau dijo que “a partir de hoy tenemos un nuevo reglamento en donde la posesión de marihuana ya no es ilegal”, por lo que sería irresponsable seguir manteniendo los cargos a quienes lo hicieron en el pasado.

“Existe una desproporcionada representación de jóvenes que tristemente tienen un récord criminal por posesión de cannabis que impacta su éxito en el mercado laboral. Esto (el perdón) hará una gran diferencia en las personas que han sido injustamente impactadas por la ley anterior”, agregó Trudeau, quien llegó al poder en 2015 luego de prometer que legalizaría la marihuana para consumo recreativo.

Desde los primeros minutos de este 17 de octubre, en que Canadá se convierte en el primer país industrializado en legalizar este consumo recreativo, los canadienses hicieron largas filas para comprar su paquete de marihuana, mientras que otros –en provincias donde no hay tiendas—procesaron sus órdenes a través de los sitios de internet regulados por las provincias.

Las autoridades canadienses recalcaron que queda estrictamente prohibido viajar a Estados Unidos con marihuana, incluso a estados donde es legal, como Colorado y Washington, porque lo que impera en la línea fronteriza en la ley federal.

Según adelantó la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, el hecho de que un canadiense quede exento de la pena por poseer cannabis no le garantizará la entrada a este país.

De igual forma, no está garantizada la entrada a Estados Unidos a canadienses que trabajen en lugares donde se cultive, procese y venda el cannabis.