Europol advierte sobre los siete cibercrímenes más comunes

El Centro Europeo de Cibercrimen de Europol inició hoy su campaña de divulgación de los crímenes que se realizan a través de redes sociales mediante acciones de ingeniería social, y que van a la alza...

El Centro Europeo de Cibercrimen de Europol inició hoy su campaña de divulgación de los crímenes que se realizan a través de redes sociales mediante acciones de ingeniería social, y que van a la alza.

La campaña incluye información en 27 idiomas sobre los siete engaños delincuenciales de carácter financiero más comunes.

Describe que los delincuentes se hacen pasar como un alto ejecutivo de la empresa en la cual se labora, y ordenan una transferencia de fondos a una cuenta bancaria ajena a la empresa.

Otro truco es la suplantación de un proveedor el cual solicita el pago de una lista de bienes supuestamente entregados, pero también a una cuenta bancaria diferente de la usual.

Otro engaño es la llamada telefónica, el envío de un mensaje de texto o de un correo electrónico, solicitando información financiera personal o de seguridad.

Uno más también, cada vez más común, es la suplantación de un portal bancario al cual se debe de ingresar desde la liga enviada por un correo electrónico, mecanismo con el cual se roba información financiera y personal.

El quinto delito más común es de usar sitios elecrónicos de citas a fin de mostrar interés sentimental, aunque también puede recurrirse a redes sociales con la misma estrategia.

Por otra parte, las redes sociales pueden ser usadas para robar sin más información personal con la cual luego realizar fraudes.

Y por último hacer ofrecimientos de inversiones o ventas en línea particularmente atractivas por sus rendimientos o precios, pero que acaban mostrándose falsos tras recibir el dinero a invertir o para hacer la adquisición.

Europol advirtió que los cibercriminales son particularmete innovadores y por lo mismo difíciles de detectar.

Lo que buscan es la información personal, datos financieros, controlar las cuentas bancarias ajenas, robar la identidad o convencer a la gente de que realice acciones que acabando yendo contra los intereses propios.

"Un simple click en la computadora puede comprometar a toda una organizacion" legítima, advierte Europol en esta campaña que forma parte del Mes de la Ciberseguridad Europea.