Los cancilleres del Grupo de los Siete (G-7) y la representación de la Unión Europea (UE) condenaron hoy aquí la desaparición del periodista saudita Jamal Khashoggi, ocurrida en el consulado de Arabia Saudita en Turquía, y exigieron justicia en el caso.

En una declaración conjunta dada a conocer en Ottawa, los cancilleres de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y la representación diplomática de la Unión Europea, reafirmaron su compromiso por la libertad de expresión y la protección a la libertad de prensa.

“Estamos consternados por la desaparición del prominente periodista saudita Jamal Khashoggi. Quienes tenga la responsabilidad de su desaparición deben ser llamados a cuentas”, indica la declaración conjunta.

Los ministros de Relaciones Exteriores del G-7 hicieron un llamado a la colaboración de las autoridades turcas y sauditas, y manifestaron que se mantendrán vigilantes de la investigación “creíble y transparente” anunciada por el gobierno de Arabia Saudita.

De acuerdo con las autoridades sauditas, el periodista abandonó la sede consular, pero el gobierno turco sostiene que Khashoggi fue asesinado en el propio edificio diplomático.