El Sindicato Unión de Trabajadores del Partido de la Revolución Democrática (SUTPRD), conformado en su mayoría por madres de familia, pidió al dirigente nacional Manuel Granados dar marcha atrás a la decisión de liquidar a las y los agremiados, debido a la situación financiera de esa fuerza política.

“No estamos aceptando la liquidación, porque la materia se trabajo todavía existe, el PRD no ha perdido su registro como partido político nacional, por eso no lo aceptamos, porque además están violentando nuestro contracto colectivo-, señaló Luz María Maciel, dirigente sindical.

Enfatizó que las y los empleados del gremio quieren su fuente de trabajo, “somos trabajadores, tenemos muchos años en el partido, están violentando nuestra materia de trabajo, ellos hacen contrataciones unilaterales, haciendo las mismas actividades que nosotros realizamos, nos están desplazando”.

La lideresa sindical exigió una mesa de negociaciones porque “porque no nos convence lo que ellos dicen, porque todavía están haciendo contrataciones en las áreas de finanzas y en presidencia donde acaban de realizarse dos contrataciones nuevas, es incongruente decir que no hay dinero”.

Únicamente se está pidiendo que se liquide a los trabajadores del sindicato y no a todos todos los trabajadores en general, “no es masiva la liquidación", añadió.

Entrevistada en el marco de la conferencia de prensa de la dirigencia nacional de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD, lamentó que la dirigencia del partido no haya sido claro, pues sacaron una convocatoria a acogerse a un retiro voluntario, que resultó que tenía que ser “a fuerzas”

Incluso, comentó que existe la amenaza de que quienes no acepten en este momento la liquidación, tal vez no podrían pagárselas posteriormente, porque no habrá dinero y sería necesario interponar juicios laborales.

Algunos de los 35 empleados que aceptaron irse en retiro voluntario con más de 400 mil pesos fueron recontratados, indicaron los trabajadores sindicalizados.