El presidente de Colombia, Iván Duque, rechazó hoy la propuesta del rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) de acordar un cese al fuego bilateral para reanudar las negociaciones de paz, suspendidas desde agosto pasado.

El ELN “tendrá en nuestro gobierno toda la disposición para establecer conversaciones si y solo si libera a todos los secuestrados y pone fin a todas sus actividades criminales”, dijo el mandatario.

El ELN sostuvo que no podrá disminuir sus acciones militares por la ofensiva de las Fuerzas Militares contra sus frentes y propusieron un cese al fuego bilateral para reactivar los diálogos de paz.

El grupo rebelde inició diálogos con el gobierno anterior de Colombia en febrero de 2017, los cuales se extendieron hasta agosto de 2018, cuando quedaron suspendidos por la llegada al poder ese mes del presidente Duque.

Duque afirmó que en los 17 meses del proceso de diálogo cumplido por la administración anterior del expresidente Juan Manuel Santos, ese grupo armado perpetró “más de 430 actos criminales, entre ellos más de 100 personas asesinadas. Y eso es todo, menos voluntad de paz”.

Insistió en que “el Estado colombiano nunca podrá renunciar a su deber legítimo y constitucional de proteger la vida, honra y bienes de los colombianos”.

“Por eso nos mantenemos en lo que hemos dicho: Se necesita la liberación de todos los secuestrados y que le pongan fin a las actividades criminales para poder tener un proceso de conversación”, puntualizó.