El gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, señaló que en Tabasco no habrá Zona Económica Especial (ZEE) porque las 80 hectáreas compradas por el actual gobierno estatal las adquirió con un sobreprecio de 60 millones de pesos.

“De nada nos sirve realmente la Zona Económica Especial es un nicho muy pequeño; nos vendieron algo que no es, que no beneficia realmente a Tabasco”, apuntó.

Entrevistado en un programa de radio local, mencionó que el área adquirida en el municipio de Paraíso, donde estará la refinería, sería más conveniente aprovecharla de manera física para ayudar a las empresas tabasqueñas.

Expuso que en 2019 el próximo gobierno federal contempla invertir 70 mil millones de pesos en la perforación de pozos para incrementar la producción de crudo y de ese monto al menos 50 mil millones se invertirán en Tabasco, “entonces, pues ahí es donde tenemos que estar”.

Por lo tanto, expuso que la ZEE decretada para el estado no se concretará.

“Yo he platicado con los presidentes municipales de Comalcalco y Paraíso, me externaron su preocupación porque ya andan ahí diciendo que les van a mandar un convenio para firmarlo, y me dijeron, ‘Licenciado no nos ayuda (la ZEE), nosotros no vamos a firmar ese convenio’. No va a haber (ZEE), no es ni debate”, estableció.

Afirmó que la Zona Económica Especial está marcada por la corrupción porque el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Administración, compró un terreno por 100 millones de pesos y de ese monto, dos empresas se llevaron 60 millones de pesos como sobreprecio.

Dijo poseer las copias de los cheques e información de los tres o cuatro vendedores del predio, a quienes les pagaron 40 millones de pesos y les pidieron escriturar al doble del valor.

López Hernández, quien asumirá el gobierno de Tabasco el próximo 1 de enero, dijo que en su momento los órganos responsables habrán de interponer una denuncia al respecto.