Gobierno de Peña Nieto dejará un país sin crisis política, económica o s

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no deja crisis, ni política, ni económica, ni social, por el contrario ha cumplido prácticamente con los compromisos que hizo a los mexicanos y con las...

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no deja crisis, ni política, ni económica, ni social, por el contrario ha cumplido prácticamente con los compromisos que hizo a los mexicanos y con las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo, firmó Alfonso Navarrete Prida.

En el marco de su comparecencia ante el pleno del Senado de la República, como parte de la glosa del Sexto Informe de Gobierno, el titular de la Secretaría de Gobernación reconoció que existen muchos e importantes retos sobre todo en materia de seguridad.

“En el gobierno de la República hemos escuchado los reclamos, reconocido los pendientes y aceptado los errores, sin embargo, es claro que los retos del país requieren corresponsabilidad y un esfuerzo de Estado”, dijo ante senadores el funcionario federal.

El encargado de la política interna del país agregó que a poco tiempo de que concluya el gobierno del presidente Peña Nieto "hoy tenemos un país con gobernabilidad democrática, con instituciones fuertes, con una imagen internacional sólida, con finanzas sanas y una economía estable".

Expuso que en el sexenio que concluye se alcanzaron cifras record de inversión extranjera directa, más de 182 mil millones de dólares, lo que representa 50 por ciento más que en la pasada administración, y “tendremos una cifra histórica de cuatro millones de empleos adicionales con seguridad social al concluir la administración”.

“Llevamos 22 trimestres consecutivos de crecimiento económico sostenido, acumulando así como un crecimiento de 13 por ciento, mayor al registrado en la administración anterior, que fue de 6.8%, y la antepasada que fue de 7.4 por ciento”, además de que pasamos del lugar 15 al seis en visitantes extranjeros en seis años.

Subrayó que uno de los objetivos prioritarios de la política interior ha sido garantizar la gobernabilidad, la estabilidad política y la paz social, tarea que corresponde a todos: a los Poderes de la Unión, a los órdenes de gobierno y a la sociedad en su conjunto.

“Este gobierno ha privilegiado ante todo la política, el diálogo y la construcción de acuerdos como la vía para la transformación del país”, dijo en su primera intervención en el marco de la Glosa del Sexto Informe de Gobierno sobre el estado que guarda la Administración Pública federal.

En este marco, Navarrete Prida subrayó el ambiente de paz social, gobernabilidad y certeza en que se realizaron las elecciones del pasado 1 de julio que permitió la elección del titular del Poder Ejecutivo federal y la renovación del Congreso de la Unión en forma ordenada.

Indicó que en el sexenio se han fortalecido las instituciones y se han instrumentado políticas públicas incluyentes y transversales, que mejoran la vida de las familias mexicanas; además de que se ha trabajado para fortalecer el Estado de derecho.

Ello para aprovechar las capacidades y “recursos a nuestro alcance, para hacer frente a diversos desafíos, uno de ellos de enorme complejidad, que es la seguridad nacional y la seguridad pública”.

Destacó que la debilidad institucional que presentan algunas corporaciones de seguridad pública es tal, que uno de cuatro municipios del país “no tiene capacidad de cumplir con la obligación constitucional de brindar seguridad al carecer de policías’’, ante lo cual las tareas de seguridad han sido asumidas de manera subsidiaria y temporal por las Fuerzas Armadas y la Policía Federal.

Reconoció que a pesar de intensos esfuerzos, los problemas en materia de seguridad pública siguen siendo enormes y que los niveles de violencia alcanzados en algunas zonas del país exigen reforzar acciones concretas para devolver niveles necesarios para la seguridad de las familias de nuestro país.

“Se ha sido sensible al reclamo ciudadano de mayor seguridad y comprometidos a combatir la inseguridad que nos preocupa y nos ofende a todos los mexicanos”, indicó el titular de Gobernación.

Expuso que la violencia tiene causas multifactoriales, muchas de ellas asociadas con algunos factores externos, como la expansión de actividades ilícitas de los grupos delictivos vinculados con el crimen transnacional, que aprovechan la "porosidad" de las fronteras y han sofisticado sus métodos sirviéndose de los avances tecnológicos, lo que incrementa los retos.

Ante ello, agregó, esta administración emprendió un esfuerzo sin precedentes para fortalecer las instituciones de seguridad del Estado; destinando más de 82 mil millones de pesos, es decir casi un 25 por ciento más que en la administración anterior, a las autoridades de seguridad locales para el mejoramiento y modernización de instalaciones, además de la capacitación y dignificación de la labor policial.