La actriz británica Keira Knightley, famosa por películas como Piratas del Caribe, Orgullo y prejuicio, Expiación, se ha casado por sorpresa este fin de semana con su pareja, el músico James Righton, vocalista del grupo de new rave Klaxons, después de un año de relación.

La ceremonia tuvo lugar ante solo 11 invitados en el ayuntamiento de Mazan, en la provenza francesa, una localidad cercana a Marsella, y fue presidida por el alcalde. Para la ocasión, la actriz fue fiel a su firma de cabecera, Chanel, con un vestido corto de tutú de palabra de honor conjuntado con una chaqueta de tweed en colores claros y unas bailarinas de color crema. En el pelo llevó una fina diadema de flores.

Un vestido de Chanel 'reciclado'

En cuanto trascendieron las primeras imágenes, varios medios, entre ellos el Daily Mail, hicieron notar que el vestido de la novia no era nuevo para ella: Keira lució el mismo modelo en una fiesta de los premios Bafta del año 2008.

Acorde a la sencillez de su boda, la pareja de novios se marchó en un Renault Clio plateado que, según afirmó una fuente al Daily Mail, "conoció tiempos mejores".

Los recién casados se marcharon en un Renault Clio plateado que "conoció tiempos mejores" "Fue una ceremonia muy emotiva", aseguró la fuente. "Keira parecía muy conmovida y no pudo evitar las lágrimas de felicidad. Era un día soleado y sin una nube en el cielo. Cuando salieron, hubo gritos de "¡Bien hecho, Keira", pero había tan pocas personas presentes, que no hicieron mucho ruido", añadió.

Algunos de los invitados regresaron al cercano Castillo de Mazan, donde tuvo lugar una celebración, otros se alojaban en la casa de campo que la familia de la novia posee en esta localidad, una propiedad con viñedos y olivos.

Entre los invitados no faltó la actriz Siena Miller, muy amiga de Keira, que voló desde Nueva York para estar junto a ella en ese día tan señalado.

La fiesta no se limitará al territorio francés. La pareja de recién casados tendrá que registrarse en Reino Unido para legalizar su situación, algo que podría suceder esta semana o la que viene, y se prevé que haya otra celebración en Inglaterra.

"Mis padres llevan juntos 40 años. Se pelean pero se quieren. No sé cómo serán los primeros meses o los primeros años, pero creo que una relación se hace más fuerte a medida que pasan los años y espero poder experimentarlo", admitió la actriz recientemente a la revista Marie Claire.