Desconocimiento de tipo de suelo pone en riesgo inmuebles

Luego de realizar un estudio sobre el tipo de suelo, el académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Eduardo Rojas González, propuso incorporar la figura de Perito en Geotecnia en el...

Luego de realizar un estudio sobre el tipo de suelo, el académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Eduardo Rojas González, propuso incorporar la figura de Perito en Geotecnia en el Reglamento de Construcciones del Estado de Querétaro, donde se registra un crecimiento de viviendas de interés social.

El investigador afirmó que es necesario contar con mejores procedimientos constructivos, métodos más eficientes de cimentación y analizar las consecuencias de no hacer un diseño apropiado de dicho proceso en las estructuras, lo que puede ocasionar que los inmuebles presenten grietas, fisuras y fracturas.

En un comunicado, la UAQ informó que por este trabajo, Rojas González, de la Facultad de Ingeniería (FI), obtuvo el Premio Alejandrina 2018, que otorga esta institución en la categoría de Ciencias Naturales y Exactas.

Destacó que diversas constructoras que llegan la entidad desconocen las características del suelo y, por ello, algunos proyectos de vivienda tienen problemas en su estructura.

Asimismo, consideró que es necesario que las empresas cuenten con asesoramiento y con estudios de mecánica de suelos, ya que, de lo contrario, es común que estructuras como las casas de interés social tengan defectos.

Lo anterior, pone en desventaja a los habitantes, ya que actualmente la garantía de los inmuebles de solo un año y, por varias razones, debería a extenderse al menos 10 años.

Indicó por ejemplo que los suelos expansivos tienen un origen volcánico, por lo que las erupciones del volcán Cimatario que cubrieron el valle de Querétaro con cenizas y magma, con el paso del tiempo y el intemperismo (transformación química de las rocas en el suelo) dieron pie a la formación de este tipo de suelo.

Apuntó que también se encuentran los suelos colapsables, los cuales están principalmente en pendientes y colinas de la zona queretana y se deben a un acomodo muy suelto de las partículas de suelo.

“Si construimos sobre ese suelo, cuando está seco es duro, las estructuras no presentan ningún problema; pero si hay una lluvia importante o una fuga de agua, se humedece, entonces se produce el colapso, lo que se traduce en un asentamiento súbito de la estructura; en cambio, el expansivo tiene un comportamiento de dilatación, es decir, empuja a la estructura hacia arriba”, explicó.

Por ello, dijo, es necesario que el Reglamento de Construcciones del Estado de Querétaro reconozca la figura de Perito en Geotecnia, -tal como existe en la Ciudad de México desde hace 18 años-, que es el responsable del buen comportamiento de la cimentación de las estructuras durante su tiempo de garantía.

“Lo que estamos proponiendo es que los Peritos en Geotecnia sean egresados de alguna maestría en Mecánica de Suelos que tenga los conocimientos suficientes para hacer un diseño que sea eficiente, económico y seguro para los suelos problemáticos”, enfatizó.