Los presidentes de Colombia, Iván Duque Márquez, y de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, llamaron hoy a la comunidad internacional para fortalecer el precio del café, y acordaron luchar contra el narcotráfico.

El mandatario colombiano anunció que Honduras, Colombia y otros países de la región llegarán unidos a la Cumbre Iberoamericana en Guatemala en noviembre proximo para buscar una solución a la crisis por la caída de los precios del café.

Añadió que la próxima Cumbre Iberoamericana "tiene que servir para hacer un llamado internacional a que logremos que los países productores tengamos una voz unida para reclamar mejores precios por parte de los compradores”.

Ambos mandatarios se reunieron este domingo en la finca cafetera Villa Nora, en el municipio de Quimbaya, departamento de Quindío, en el occidente de Colombia.

Duque agradeció a Hernández el respaldo de Honduras a la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en Colombia, y anunció que los dos países trabajarán “para fortalecer el desmonte de los cárteles” y ser “cada vez más efectivos contra el crimen transnacional”.

Resaltó la labor de Honduras para consolidar labores de interdicción marítima al narcotráfico en su territorio, así como la lucha contra las organizaciones delincuenciales "que han sido reconocidos bajo el nombre de maras, que están al servicio del narcotráfico”, dijo.

Así mismo, sostuvo que tras el encuentro de este domingo también se fortalecerá la cooperación para la promoción del turismo en las zonas cafeteras y el impulso a las industrias creativas.

Agradeció al presidente de Honduras “la forma en la que hemos planteado a los colombianos que vamos a implementar los acuerdos, para apoyar a las personas que genuinamente están haciendo un proceso de reincorporación y una transición exitosa a una vida de legalidad”.

Destacó el diálogo que sostuvieron sobre la crisis migratoria y la situación social y política en Venezuela, cuya “causa no es otra que una dictadura oprobiosa que ha acabado con las libertades y con el desarrollo económico en la hermana República de Venezuela”.

“Sabemos que el ejemplo que le da Colombia al mundo y a la región no es el de cerrar fronteras, sino el de obrar con fraternidad, con responsabilidad”, agregó.