El líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, propondrá la próxima semana una reforma integral a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación para impulsar una verdadera paridad de género en sus órganos colegiados.

La propuesta garantiza la alternancia de género en la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la integración paritaria de género en la conformación de los tribunales colegiados de circuito.

La paridad de género será el principio rector de la carrera judicial y se promoverá en las convocatorias de oposición para el ingreso a las categorías de magistrado de circuito y juez de distrito, detalló.

Monreal puntualizó que en la SCJN hay dos ministras de 11 que integran el pleno; en el Consejo de la Judicatura Federal, de siete miembros sólo dos son consejeras; y en la Sala Superior del Tribunal Electoral también hay dos magistradas de siete que integran el pleno.

Al respecto, precisó que mediante disposiciones transitorias a la legislación, se establece la obligatoriedad de expedir convocatorias específicas para mujeres que busquen ser juezas y magistradas.

Abundó que según el Censo Nacional de Impartición de Justicia Federal, en su edición 2018, al cierre del año pasado, dentro del Poder Judicial Federal hay mil 429 jueces y magistrados, de los cuales sólo 289 son mujeres, es decir, 20.22 por ciento.

Monreal Ávila recordó que en 2013 se adicionó un segundo párrafo al artículo 81 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en el que se impone la obligación al Consejo de la Judicatura Federal de incorporar la perspectiva de género de forma transversal y equitativa en el desempeño de sus atribuciones.

Consideró que las medidas que dicho órgano ha tomado para cerrar la brecha de género no han sido efectivas, pues de 2014 a 2017 se realizaron 15 concursos de oposición en los que se hicieron dos mil 848 designaciones de jueces y magistrados, de las cuales sólo 17.24 por ciento fueron mujeres, es decir, 491.

Los números anteriores, dijo, no reflejan la total integración de los órganos del Poder Judicial de la Federación, ya que los servidores públicos adscritos a los órganos que lo integran son, en el caso de las mujeres, 50 por ciento en Consejo de la Judicatura Federal, 40.1 por ciento en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y 46.8 por ciento en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El senador del estado de Zacatecas admitió que aún existen retos para avanzar hacia una igualdad sustantiva y la construcción de una democracia paritaria en México, lo que se ha convertido en uno de los desafíos más imperiosos a los que se enfrentará la LXIV Legislatura en la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

“La igualdad de género en nuestro país constituye un derecho humano contenido de manera implícita en el párrafo primero del Artículo 1 de la Constitución Política. Es, a su vez, un principio constitucional que se establece expresamente en el párrafo primero del Artículo 4 de la norma suprema”, resaltó.

Para el senador de Morena, el verdadero logro en materia de paridad de género para el Congreso de la Unión fue en la integración de la presente Legislatura, pues 48.2 por ciento de quienes componen la Cámara de Diputados son mujeres, mientras 51 por ciento son senadoras en la Cámara Alta.

Lo anterior, agregó, significa que al menos uno de los tres poderes del Estado mexicano ha cerrado la brecha de género por vía del sistema electoral de cuotas, que constituye una acción positiva para que las mujeres se integren en la vida política del país.