Matemáticas, clave para impulsar el desarrollo sostenible de México

Lejos de ser una materia impráctica, las matemáticas pueden ser la herramienta por excelencia para generar carácter y la mentalidad creativa y de éxito que México requiere para alcanzar el desarrollo...

Lejos de ser una materia impráctica, las matemáticas pueden ser la herramienta por excelencia para generar carácter y la mentalidad creativa y de éxito que México requiere para alcanzar el desarrollo sostenible que busca lograr a futuro.Y muestra de ello son los logros alcanzados por el doctor Francisco Bulnes Aguirre, quien hoy es reconocido a nivel internacional por sus investigaciones en matemáticas y aplicaciones dentro del área de geometría algebraica, física, teoría infinita de Lie, física teórica y nanotecnología.Con un desempeño como docente desde 2006 en el Centro Tecnológico de Estudios Superiores Chalco, ha trabajado en varias áreas de investigación que lo han llevado a desarrollar teoremas que hoy llevan su propio nombre y que han dado pauta para que el académico haya recibido destacados reconocimientos.En entrevista con Notimex, el investigador subraya que su amor por las matemáticas lo ha llevado a desarrollar una metodología propia para estudiar, denominada “Método con fundamentos” y por la cual le dieron un reconocimiento en Alemania.Y es que, a partir de su experiencia, uno de los principales obstáculos que han generado que en México exista una gran renuencia hacia las matemáticas es “la falta de una educación adecuada que permita al estudiante experimentar las matemáticas y no solo memorizarlas”.Para ello, su metodología consiste en una acción tan simple como permitir a los estudiantes descubrir por si mismos las formas en que pueden ser aplicadas las matemáticas a partir de situaciones concretas.Es así como entre los estudiantes que han entrado a formar parte de su equipo de trabajo, han ingresado con él “como lo hace un aprendiz. Él llega como en un taller mecánico y uno le da actividades muy concretas a desarrollar, y de esa manera él va aprendiendo”.De esta forma, el estudiante se va enfrentando a problemas que tiene que resolver, y para ello cuenta con herramientas tan básicas como las matemáticas, las cuales, al ser comprendidas de manera deductiva, al final llevan al estudiante a asimilar la materia como algo básico y elemental.A pregunta expresa sobre por qué considera que en México las matemáticas no sean tan apreciadas, consideró que el problema viene desde la forma en que se enseña esta materia en la primaria, desde un punto de vista mecánico y memorizado.“A las matemáticas hay que enseñarlas con razonamiento, pero también en forma lúdica, como un juego para que sea atractivo para los niños. De ahí viene el problema e incluso los mismos profesores no saben o están preparados para dar temas de matemáticas”, aseveró.El docente expreso su preocupación por el hecho de que temas como “la teoría de los conjuntos, que son fundamentales, hayan sido eliminados de la educación básica en la primaria”, por lo que hoy muchos jóvenes ya no tienen capacidad de abstracción y no saben como manejar el concepto de conjunto y cantidad.Como resultado, dijo, México está perdiendo un campo de oportunidad y que incluso se está traduciendo en la incapacidad de muchos mexicanos para triunfar, de ahí que prevalezcan problemas tan simples como “el de los ratones verdes en futbol”, el cual se extiende a todas las áreas donde el mexicano puede triunfar.Ante ello, aseguró que el principal secreto es generar un criterio deductivo y una visualización que vaya más allá de lo que nos rodea, y eso, de alguna manera, puede ser desarrollado a partir del aprendizaje de algo tan básico como las matemáticas.Un ejemplo de ello es que hoy, entre los trabajos con los que ha trabajado con su equipo se encuentra un sensor de iluminación, desarrollado a partir del principio de “energía de curvatura”, y que va encaminado a optimizar las luminarias de un espacio.Dicho dispositivo permite el mejoramiento del uso de energía al ayudar a detectar cuánta iluminación se requiere para determinados espacios, así como en qué momentos debe permanecer una luz encendida y cuándo apagarse.Así, este dispositivo permitirá resolver un problema tan simple como el uso eficiente de la energía, ya que hoy, de toda la energía que se usa, cerca del 40 por ciento se desperdicia.Para sorpresa de quien lo ve por primera vez, este dispositivo está hecho a partir de geometría, utilizando el principio de energía de curvatura, de manera que una esfera concentra la luz a través de un asta en una bóveda de tipo paraboloide de revolución.Este mismo principio de “energía de curvatura” puede ser aplicado para aprovechar la generación de energía a partir de Voltio sobre metro cúbico, que es como se mide la energía de curvatura e incluso aplicarse en otros campos como la robótica y la nanotecnología.El resultado, dijo, máquinas mecánicas que, en lugar de moverse de manera angular y rígida, se desplacen suavemente con movimientos naturales, como si se tratara de un ser vivo, lo que se traduce en mayor precisión.Es su incursión en la energía de curvatura lo que ha llevado al doctor a recibir reconocimientos incluso en Dubai y en la misma NASA, ya que, hasta ahora, nadie se había atrevido a proyectar la teoría de “energía de curvatura” a un campo práctico.Esto, aseguró, "nos puede llevar a desarrollar dispositivos que incluso nos ayuden a curar a nivel molecular, de manera que, en un futuro cercano, con el apoyo de la nanotecnología se podría ayudar al cuerpo humano a restaurarse sin el uso de medicamentos".Pero una vez más, al igual que en muchos campos de investigación en México, el principal obstáculo es la falta de quién quiera apoyar estos trabajos de investigación, ya que, a pesar de tener reconocimientos internacionales, aún existe renuencia de algunas autoridades por apoyar estas investigaciones.Aun así, Bulnes Aguirre ha sembrado una semilla importante en su equipo de trabajo y hoy, entre sus alumnos se encuentran personas como Cuauhtémoc Gutiérrez Hernández, quien a tres años de haber comenzado a trabajar con el doctor ha cambiado su vida radicalmente.El estudiante, quien está en vísperas de titularse con una de las colaboraciones que está haciendo con el investigador, confesó haber cambiado su perspectiva de vida, y ha dejado pensar solo en México para atreverse a extender su ambiciones hacia el mundo entero.Y todo a partir del simple hecho de aprender bajo el sistema diseñado por Bulnes Aguirre, el cual le ha enseñado a no limitarse solo con lo que logre, sino “ir más allá”.Y para ello, el principal secreto es “no tener miedo”, ya que, como él mismo lo confiesa, la mentalidad de muchos jóvenes es creer “que es difícil o que no es posible, y esto se traduce en una incapacidad psicológica para lograr el éxito a nivel personal”.Al respecto, la profesora Rocío Cayetano Meléndez, también integrante del equipo de Bulnes Aguirre, aseguró que trabajar para este equipo le ha ayudado a muchos estudiantes a expandir su mente, algo característico de las matemáticas y que consiste en ver las cosas con profundidad y no solo superficialmente.Es por ello que la labor de investigadores como Bulnes Aguirre se conviertan en clave para impulsar a las nuevas generaciones a atreverse a rebasar los límites e incursionar en los campos que habrán de llevar a México al éxito que merece.