Medicina actual requiere de profesionales innovadores

– El ex regente de la Universidad de California y miembro del Consejo Directivo de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), William de la Peña, manifestó que la medicina actual requiere de...

– El ex regente de la Universidad de California y miembro del Consejo Directivo de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), William de la Peña, manifestó que la medicina actual requiere de profesionistas innovadores.

Añadió que el avance tecnológico, la inteligencia artificial y la industria 4.0 alcanzaron a la medicina y la manera en que son atendidos los pacientes, lo que cambiará de manera radical la producción de medicamentos y los servicios en hospitales, farmacias y clínicas.

Mencionó que los cambios que la tecnología ha impulsado ya son palpables. Indicó que los médicos en Estados Unidos usan tabletas para diagnosticar enfermedades “y la tendencia de consulta médica se dirigirá a una atención directa y más veloz”.

“En específico en las farmacias: el paciente será diagnosticado por un médico, habrá equipo tecnológico para hacer pruebas y podrá comprar sus medicamentos en el mismo lugar”.

Expresó que las tabletas pueden mejorar la medicina “con el uso de la información, toman electrocardiogramas, por ejemplo; en un futuro no muy lejano las consultas serán vía Internet”.

Señaló que los hospitales y clínicas de hoy “son cada día más caros y están llenos de personas, existe un movimiento que desea cambiar eso y promueve que el médico y el paciente tengan su cita desde casa”.

Enfatizó que la visión de las enfermedades ha cambiado en el siglo 21 y ahora deben incluirse elementos sociales, tecnológicos y el talento médico “para disminuir el costo social y económico que las enfermedades causan en las sociedades a nivel global”.

Detalló que el trato a pacientes ha cambiado y éstos exigen seguridad, calidad, valor de la medicina, equidad y exactitud.

Resaltó que, aunque los pacientes son los mismos seres humanos, tienen enfermedades, necesidades diferentes y exigen del médico todo su talento y conocimiento, “todo esto deberá ser considerado por los médicos del presente y de mañana”.

Afirmó que el enfoque ahora es la prevención, “el rápido avance de la medicina, envejecimiento de la población, cambios en el patrón de enfermedades, cambios en riesgos y vulnerabilidad e incremento del costo social obligan a que veamos el mundo de manera diferente y eduquemos de manera diferente”.

Destacó que ante el gran reto que viene, las universidades deberán tomar decisiones “y generar un cambio disruptivo en su currículo y la manera en que enseñan la medicina”.

Agregó que estas acciones las han tomado en cuenta de manera conjunta e innovadora la UAG y la Universidad de California y ya han fortalecido varias áreas dentro de sus campus y sistemas.

Comentó entre estas acciones están el uso de tecnología de simulación para la atención de pacientes, transformación de sus planes de estudios, “adaptación y comprender la responsabilidad de las universidades para con los estudiantes de medicina del siglo 21, fomentar los hábitos de la investigación, y la mejora continua de la calidad centrada en el paciente y la justicia social”.

Explicó que resolver los problemas actuales requerirá de nuevos descubrimientos y el profundo estudio y desarrollo de múltiples áreas científicas como: epidemiología y ciencias de la población; ingeniería y las nuevas ciencias de implementación.

Así como tecnología e informática; ciencias biomédicas; ciencias que permitan trasladar los avances científicos a la práctica clínica e inmersión, entendimiento y aplicación de las ciencias sociales y del comportamiento.

“Por ejemplo: parte de las adaptaciones del plan de estudios de microsistemas clínicos es que los alumnos de primer año agregarán valor a sus conocimientos mientras aprenden; entre éstos el trabajo en equipo con valor; medir y mejorar la experiencia del paciente y aprender habilidades clínicas, con simulación primero, antes de la práctica con pacientes”.