Michoacanos muestran sus bailes en Festival Nacional de Danza Folklórica

El escenario del Teatro del Estado Esperanza Iris se pintó de alegría con las  estampas que obsequiaron los bailarines del Ballet Folklórico del gobierno de Michoacán, como parte del XIV Festival...

El escenario del Teatro del Estado Esperanza Iris se pintó de alegría con las  estampas que obsequiaron los bailarines del Ballet Folklórico del gobierno de Michoacán, como parte del XIV Festival Nacional de Danza Folklórica “Rosa del Carmen Dehesa Rosado”.

Bajo la dirección de Luis Antonio Sánchez Campos, la agrupación ofreció un programa donde mostraron el Retablo Purembe, así como sones y zapateados de la Tierra Caliente, realizando un recorrido por las danzas representativas de las regiones Sierra y Lacustre.

Uno de los cuadros que ejecutaron fue "La danza de los Negros", una representación de la comunidad indígena de Jijilpan respecto a los negros de la hacienda de Guaracha.

El baile se compone por un monarca, quien lleva una máscara blanca adornada con flores de pascua, y con una sonaja en la mano guía a las malinches en símbolo de las princesas y danzantes con máscaras de negros, a la celebración de la fiesta al niño Dios.

Además, jóvenes mujeres escenificaron el "Baile de las igüiris" (leñadoras), donde llevaron cántaros en la cabeza mostrando así su buen equilibrio; asimismo, los varones bailaron las "Danzas de los viejos de Charapan" y de "Las aguadoras".

Para finalizar la primera parte, los integrantes del ballet hicieron al público parte de la fiesta cultural, a través de la "Danza de la siembra", donde compartieron dulces típicos de Michoacán y pasaron a personas a bailar con ellos en el escenario.

Posteriormente, continuó la presentación con la muestra de las tradiciones de la región lacustre, que conforma la cuenca hidrológica de Pátzcuaro-Zirahuén, a través de la Velación Noche de Muertos, donde se representaron los festejos del Día de Muertos.

Otros de los números fueron "Parandi" (ofrenda) y las Danzas de las mariposas, del pescado y del pescador navegante.

Al concluir su presentación, la compañía cautivó al público con la peculiar "Danza de los viejitos" de Jarácuaro, que es una ofrenda al dios sol, para que le dé vigor a los hombres para desempeñar sus labores cotidianas.