Pacientes con artritis reumatoide reciben atención especializada

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, se encuentra a la vanguardia en diagnóstico, tratamiento e investigación de la artritis reumatoide, enfermedad que se estima afecta hasta al...

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, se encuentra a la vanguardia en diagnóstico, tratamiento e investigación de la artritis reumatoide, enfermedad que se estima afecta hasta al dos por ciento de los derechohabientes.

En un comunicado, el titular de del Departamento de Investigación en Salud del Hospital de Especialidades de la institución y reumatólogo, Mario Salazar Páramo, refirió que la artritis es de las patologías más comunes en este rubro.

Añadió que el nosocomio realiza pruebas de diagnóstico de anticuerpos para lograr identificar de forma más temprana la patología en estudios de sangre, lo que complementa a los perfiles reumatológicos.

Por lo que toca al tratamiento, dijo que además de suministrar los tratamientos tradicionales denominados modificadores del curso de la enfermedad, ya existen los medicamentos biológicos que se aplican en ciertos pacientes, si así lo determina el especialista tratante.

“Es un medicamento creado en el Laboratorio a partir de anticuerpos dirigidos contra componentes del factor anti-inflamatorio, no se aplican a todos los pacientes, sólo a casos específicos, son de alto costo y medicamentos de Alta Especialidad que únicamente se suministran en una Unidad de Especialidades como la nuestra”, señaló.

El reumatólogo del Seguro Social aseguró que con estos tratamientos es posible “que el paciente conserve su funcionalidad, que pueda trabajar y hacer sus actividades cotidianas y con esto mejorar su calidad de vida”.

Destacó que el IMSS es líder en investigación sobre enfermedades reumatológicas entre las que se incluye la artritis reumatoide, una de las que más afectan a la población en edad productiva.

De hecho, la artritis reumatoide es un importante motivo de incapacidad laboral que incluso puede derivar en invalidez si no se trata oportunamente y de forma adecuada, toda vez que la patología va evolucionando con el tiempo.

Al referirse a los síntomas, mencionó que el dolor articular e inflamación por más de seis semanas, suele acompañarse con rigidez y afecta articulaciones grandes como rodillas, y pequeñas como las manos, túnel del carpo, muñecas y codos, son indicativos de la enfermedad.

También pueden presentarse otras afecciones extra articulares como sequedad en ojos y boca (Síndrome de Sjögren), uveítis (inflamación de la úvea que es la capa intermedia del ojo), escleritis (inflamación de la parte blanca ocular).

Además, puede favorecer el desarrollo de arterioesclerosis - estrechamiento de las arterias que puede progresar hasta la oclusión del vaso impidiendo el flujo de la sangre - que puede ser potencialmente mortal para el paciente.

Es una enfermedad auto-inmunitaria cuyo origen es desconocido, pero la herencia familiar de artritis u otros padecimientos como lupus eritematoso, juegan un papel importante, así como otros factores de riesgo.

“Sabemos que en la actualidad el tabaquismo contribuye a la formación de anticuerpos que pueden disparar el proceso de la enfermedad,” manifestó.