Apoyos de EUA y de Correccionales de América mejoran labor penitenciaria

El titular de la Unidad del Sistema Estatal Penitenciario del estado de Coahuila, Apolonio Armenta Parga, aseguró que los apoyos de la Embajada Estados Unidos en México y de la Asociación de...

El titular de la Unidad del Sistema Estatal Penitenciario del estado de Coahuila, Apolonio Armenta Parga, aseguró que los apoyos de la Embajada Estados Unidos en México y de la Asociación de Correccionales de América han contribuido a mejorar las condiciones de la labor penitenciaria y la calidad de vida de las personas privadas de su libertad.

Señaló que los estándares, modelos y programas aprendidos de esa agrupación han ayudado principalmente a resolver problemas como la seguridad; protección y orden; cuidado; establecimiento de programas adecuados dentro de su función penitenciaria; una adecuada justicia y administración penitenciaria.

Por ello, puntualizó que se seguirán buscando los medios para reformar de fondo el sistema penitenciario mexicano, cimentándolo en instituciones como es la ACA, que en gran medida colabora para construir una nueva forma de ver el sistema.

"Queda mucho por hacer, queda seguir comprometiéndonos con la sociedad, el seguir trabajando para que el sistema penitenciario deje de ser estigmatizado, deje de ser señalado, dejemos de ser olvidados, no solamente requerimos lograr nuevos esquemas de trabajo, requerimos seguir trabajando en colaboración y seguir trabajando para que el sistema penitenciario sea diferente", puntualizó.

Durante la inauguración de la Primera Reunión Nacional de la Asociación de Correccionales de América Capítulo México (ACA-Mex), el funcionario dijo que problematicas como el embate de la delincuencia organizada, motines, evasiones, riñas, hacinamiento, sobrepoblación y autogobiernos al interior de los reclusorios, son resultado del abandono en el sistema penitenciario en el país.

Refirió durante el camino se han topado con programas como el de Iniciativa Mérida "que da un respiro y es oxígeno puro a las prácticas penitenciarias", de corrupción, violencia y de abandono institucional.

Mencionó que "la Inicitiva América ha venido a ser un coadyuvante en la representación y reparación de las fracturas que históricamente ha tenido el sistema penitenciario".

En ese sentido, puntualizó que en coordinación con la Embajada de Estados Unidos, crearon proyectos para lograr un sistema penitenciario adecuado a las exigencias que la sociedad del Siglo XXI requiere y reclama, basado fundamentalmente en el respeto a la integridad de las personas privadas de la libertad, las mejores prácticas y mejores condiciones para la reinserción social.

"Todos los días nos enfrentamos a la problemática del estigma social, el sistema penitenciario ha cargado siempre con el estigma del olvido, de atraso, de ser una institución con muchas carencias, relegado de las políticas públicas por no ser éste un sistema que pueda vanagloriar la existencia humana", expresó.

Por su parte, el subsecretario adjunto del Buró de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Richard Glenn, señaló que "el compromiso para contar con centros penitenciarios más seguros que cumplan con estándares internacionales es un paso muy importante para mejorar la seguridad general en Mexico.

"Y siguiendo su ejemplo, en toda la región. Cuando invertimos en el sistema penitenciario, invertimos en nuestras comunidades".

Indicó que el establecimiento de la ACA-MEX muestra el compromiso de los líderes penitenciarios en el país para lograr más acreditaciones al cumplir con 137 estándares en materia de protección, seguridad, orden, atención médica y nutrición, programas de reinserción, administración, y justicia.

La acreditación internacional de los centros penitenciarios es una parte fundamental del apoyo de la Iniciativa Mérida para lograr la reforma del sistema penitenciario en México, dijo, por lo que actualmente hay 92 instituciones penitenciarias en México acreditadas por la ACA.

Agregó que un impacto notable de la acreditación internacional se ve reflejado en la disminución del índice de violencia dentro de los centros, así como de una eliminación de fugas.

Asimismo, explicó que en aquellos estados donde la mayoría de sus prisiones están acreditadas, hay una disminución de los delitos de secuestro y extorsión, los cuales a menudo se generan desde el interior de los penales.

Otro impacto importante de la acreditación, dijo, es el efecto en los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, luego de que los 10 centros estatales con mayor promedio según el Diagnóstico Nacional 2017 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos están acreditados o en proceso de acreditación.

De igual manera, se destacó que ninguno de los 58 centros peor calificados está acreditado, en tanto que los Centros de Readaptación Social acreditados tienen un puntaje promedio 20 por ciento más alto que el promedio nacional en el mismo diagnóstico.