Guatemala albergó hoy el Encuentro Nacional por el Desarrollo ENADE 2018, organizado por la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) y cuyo tema central fue "casas, barrios y desarrollo".

Fueron abordadas propuestas en materia de urbanización, infraestructura y vivienda, con el propósito de fijar criterios de ordenamiento que fomenten la armonía con el ambiente, el confort y la continua mejora de la calidad de vida.

El subsecretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Joan Clos, destacó que el mayor reto de la urbanización de los países demanda una planificación y ordenamiento territorial viable.

En una exposición en el Enade 2018, Clos dijo que se requieren políticas públicas que atiendan los retos de la expansión de las ciudades.

A la reunión empresarial, que inauguró el vicepresidente Jafeth Cabrera, asistieron unas mil personas, según la Fundesa.

La planificación urbana viable se basa en reglas y regulaciones claras, diseño y ejecución de infraestructura y un plan financiero (que proviene tanto del presupuesto público, como la iniciativa privada), indicó Clos.

Añadió que la población mundial suma unas siete mil 500 millones de personas y “en unos años aumentará a diez mil millones de personas, de las que alrededor de 75 por ciento “estarán urbanizadas”.

Señaló que “las desigualdades no sólo se dan en la distribución de la población sino en la riqueza, pues hay ciudades muy ricas, bien planificadas y ordenadas, y ciudades muy pobres, en donde gran parte de los habitantes carecen de servicios básicos”.

Ante el crecimiento de las ciudades, se enfrentan los retos globales como la paz, derechos humanos (que incluyen vivienda digna), desarrollo sostenible, cambio climático, migración, y cambio de modelo de producción y consumo, apuntó.

Aseveró que la población “necesita un desarrollo robusto y sostenible”, que incluya acceso a una vivienda digna y una urbanización planificada que garantice los servicios básicos, entre otros factores.

El presidente del comité organizador de Enade 2018, José Antonio Corrales, en las conclusiones de la cita, coincidió en la necesidad de la visión de largo plazo en la planificación urbana en Guatemala, que registra un déficit de 1.8 millones de unidades habitacionales.

El directivo de Fundesa dijo que el país carece una política de vivienda, pese a las proyecciones de un crecimiento de la población de 16 millones a 25 millones de personas en el 2032, de las que más de 15 millones habitarán zonas urbanas.