Casi 44 por ciento de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, de acuerdo con el listado de la revista Fortune 500, fueron fundadas por migrantes o por sus hijos, de acuerdo con un análisis del organismo civil New American Economy (NAE).

Difundido este jueves, el análisis indicó que estas empresas emplean a 13 millones de personas en todo el mundo y obtuvieron más de 5.5 billones en ingresos combinados en 2017.

Entras las compañías de Estados Unidos fundadas por migrantes o por sus hijos resalta el fabricante de productos digitales Apple, el minorista por internet Amazon, los almacenes Costco y Bank of America.

El análisis reveló que 219 de las compañías listadas en Fortune 500 fueron fundadas por un inmigrante o por uno de sus hijos. De esas empresas, 20 por ciento o 100 empresas fueron fundadas directamente por empresarios nacidos en el extranjero.

Los ingresos combinados de estas empresas en 2017, de 5.5 billones, es mayor al Producto Interno Bruto de Japón, de 4.9 billones de dólares anuales. Si estas compañías formaran un país, representarían la tercera economía más grande del mundo, sólo después de Estados Unidos y China.

"Ésto es la inmigración en pocas palabras: significa más empresarios, más innovación y más empleos para los estadunidenses en todo el país", afirmó John Feinblatt, presidente de New American Economy.

Feinblatt añadió que "los inmigrantes o sus hijos fundaron el 44 por ciento de las compañías Fortune 500, y para asegurar nuestro futuro económico es imperativo que sigamos atrayendo a más de los mejores y más brillantes del mundo".