La Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó las disposiciones administrativas de carácter general en la que permite el acceso a prestadores de servicios de la industria de telecomunicaciones a instalaciones y derechos de vía del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), conforme a lo establecido en la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

En un comunicado, el órgano de gobierno explicó que el acceso a los postes se regula a través de lineamientos que fueron elaborados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en los que se consideraba como única limitante el número de cables que pueden ser desplegados.

Lo anterior, sin tomar en cuenta el peso y espacio que ocupan en el poste, ni un mecanismo de ordenamiento de infraestructura.

Dicha regulación se elaboró bajo el principio de mantener en todo momento la confiabilidad, continuidad y seguridad en la infraestructura del SEN, al tiempo que se fomenta la modernización del sector de telecomunicaciones.

Es por ello que la CRE especificó que el acceso a 11 millones de postes por parte de las empresas del sector, traerá beneficios a la población en general por el incremento en la cobertura del servicio de telecomunicaciones, atendiendo a 98 por ciento de la población en condiciones de competencia y acceso abierto.

Estas disposiciones permitirán a CFE Distribución contar con infraestructura ordenada que facilitará la operación de la red eléctrica de distribución, reduciendo algunos costos relacionados con su mantenimiento.

Además se mandata a CFE Distribución la creación de un sistema electrónico para atender las solicitudes de acceso a los postes de manera ágil y expedita, a través de procedimientos claros y tiempos definidos, lo cual brindará certeza a los solicitantes que pretenden acceder a los postes.

Por su parte, los prestadores de servicios de telecomunicaciones cubrirán una remuneración justa por el acceso a los postes, con base en el peso de la infraestructura que desplegarán en ellos.

De esta forma, se incentivará el uso de cables cada vez más ligeros, ya que el cobro se realizará bajo el principio de: “el que usa más, paga más”.

Estas disposiciones entrarán en vigor el 1 de enero de 2019, como resultado de la coordinación de la CRE, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) y diversos actores de la industria de telecomunicaciones.