Secretario de la Defensa llama a fortalecer legado del Colegio Militar

El Heroico Colegio Militar vive de un pasado de heroísmo y acorde a las exigencias actuales y proyectándose hacia un mejor futuro, destacó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena...

 El Heroico Colegio Militar vive de un pasado de heroísmo y acorde a las exigencias actuales y proyectándose hacia un mejor futuro, destacó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda.

Ante cadetes de dicho instituto, el funcionario agregó que está en la milicia seguir fortaleciendo el legado de honor y lealtad de quienes antecedieron en estas aulas y que con determinación contribuyeron en las etapas difíciles de México a mantener la dignidad de la República. 

Está en los militares y cadetes, abundó, portar con orgullo el emblema y seguir siendo soporte de las instituciones nacionales garantes de la soberanía. "Está en nosotros mantener viva la esencia de este histórico plantel que representa lealtad, tradición, honor y gloria, hagámoslo por prestigio y sobre todo por el honor de México", resaltó.

En el acto, Cienfuegos Zepeda mencionó que durante la gestión del expresidente Luis Echeverría Álvarez, como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, se construyeron estas instalaciones; "son las primeras edificadas únicas y exclusivamente para este plantel".

Explicó que el referido instituto sigue siendo una de las instituciones de mayor tradición en México, donde se forman, norman y forjan los futuros mandos del Ejército mexicano, a los que desde siempre, siendo cadetes, se les inculcan las virtudes de honor, valor, lealtad educación y patriotismo; centro educativo que ha dado oportunidad a mujeres y hombres para su profesionalismo.

Recordó que se vive el 195 aniversario de la creación del Heroico Colegio Militar, instalaciones en las que se conserva la historia de su fundación el 11 de octubre de 1823 por acuerdo del general José Joaquín Herrera, ministro de Guerra y Marina de esa época, en San Carlos de Perote, Veracruz.

A finales de 1827 los cadetes fueron invitados a sumarse a este movimiento encaminado a derribar al Gobierno de la República, sin embargo se negaron categóricamente a participar al lado de los rebeldes y por el contrario se prepararon para defender las instituciones dando así su primera prueba de lealtad a la institucionalidad.

Añadió que el 31 de diciembre de 1827 el informe del entonces ministro de Guerra señaló que era preciso aspirar a la perfección con una institución para jóvenes en quienes la Patria pusiera sus esperanzas, lo que motivó al traslado de la Escuela Militar a la Ciudad de México, quedando instalado en el edificio de la inquisición y más tarde en el exconvento de Filomeno Mata en el centro de la capital.

Fue la primera vez que los cadetes se pusieron al servicio del primer presidente de México, Guadalupe Victoria, a quien protegieron con sus armas y negándose al motín. Más tarde en 1913 quedó escrita la marcha de la lealtad con el acompañamiento de los cadetes al mandatario Francisco I. Madero.

También recordó que en 1920 cadetes escoltaron y defendieron a Venustiano Carranza en su trayecto a Veracruz en la hazaña conocida como la Columna de la Legalidad. El 29 de diciembre de 1949 por decreto de Miguel Alemán se concedió nombrar a los colegios como heroicos por sus hazañas.