Comisionado destaca sistemas que permiten rendición de cuentas

La creación de los sistemas nacionales de Anticorrupción y de Transparencia responden a la necesidad de establecer un piso mínimo para que cualquier ciudadano acceda a la información pública, exija...

La creación de los sistemas nacionales de Anticorrupción y de Transparencia responden a la necesidad de establecer un piso mínimo para que cualquier ciudadano acceda a la información pública, exija  rendición de cuentas y se involucre en el combate a la corrupción.

El comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Joel Salas Suárez, dijo que desde el momento en que hubo alternancia se han construido diseños normativos e institucionales para dar a la sociedad civil las capacidades para que controle la forma en que se ejerce el poder.

“Hasta hace tres años generamos estos dos nuevos diseños normativos, el Sistema Nacional de Transparencia (SNT) y el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) no fue una concesión, sino una lucha que viene de tiempo atrás para que finalmente tuviésemos coordinación institucional, pero aún no la hemos puesto a prueba a cabalidad”, puntualizó. ​

Al participar en el Encuentro Nacional Anticorrupción 2018 que se llevó a cabo en Chihuahua, Chihuahua, Salas Suárez manifestó que todo cambio presenta siempre una pregunta: ¿Continuidad o ruptura?

Ante el proceso de transición de gobierno federal que se vive en el país se requiere que el andamiaje institucional de transparencia y anticorrupción que se ha construido en los últimos tres años tenga continuidad, se fortalezca, se implemente a cabalidad y se evalúe, para generar espacios de pluralidad, salir de la lógica de clientelas políticas y construir ciudadanía democrática.

El comisionado enfatizó que “el gran desafío es ¿cómo hacemos para garantizar continuidad en el diseño institucional que ha permitido tener un pluralismo social en el país? Para ello la ciudadanía se debe apropiar del SNT y SNA y exigir que estos sistemas estén a la altura de la exigencia ciudadana que fue clara en las urnas”.

Durante su participación en el Panel rendición de cuentas en finanzas públicas, destacó que con los marcos normativos en materia de transparencia y acceso a la información se establecen pisos mínimos para garantizar que los ciudadanos de todo el país accedan a información que le permita detonar procesos reales de rendición de cuentas.

Expresó que sin el entramado institucional que hoy tenemos hubiese sido imposible abrir los archivos del 68, la investigación de la Casa Blanca, la averiguación previa de Ayotzinapa, e interponer las acciones de inconstitucionalidad en contra de la Ley de Seguridad Interior”, subrayó.

El comisionado del INAI refirió que sobre los 50 puntos de austeridad que planteó el próximo gobierno federal, se podría verificar el cumplimiento de al menos 36, con la implementación del Estándar de Datos de Contrataciones Abiertas, las herramientas tecnológicas del INAI “Comisiones Abiertas” y “Transparencia en Publicidad Oficial” y las obligaciones de transparencia asentadas en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Aseguró que con la implementación de esas herramientas la población podría dar seguimiento puntual a las políticas de austeridad.

“Es momento de humildad y de prudencia para los servidores públicos. Ante la coyuntura es muy importante evaluar el desempeño de las instituciones, pero también de las personas. Nos tienen que exigir que asumamos cada decisión que tomamos, y en un colegiado eso es fundamental”, finalizó.