Para la actriz mexicana Bárbara de Regil fue interesante construir su personaje en la película mexicana “Ni tú ni yo”, que se estrenará este viernes, pues es de personalidad diferente a la suya.

“Fue difícil preparar ese personaje porque es una mujer que no tiene nada que ver conmigo, a veces es más fácil hacer a alguien similar a ti. Pese a que tengo mi carácter, no soy tan así como ella”, declaró en entrevista con Notimex.

En el filme dirigido por Noé Santillán-López la originaria de la Ciudad de México da vida a “Miranda”, la dueña de la lucha libre independiente, quien no está casada “ni nada en su vida, está sola por su mal carácter.

“Solamente ve por ella y lo que necesita ella dice: quiero que te llames así y que hagas esto, esto y no me interesa lo que tú pienses, porque te lo voy a pagar”, indicó.

Confesó que durante la filmación lo que más se le dificultó fue decir tantas palabras altisonantes, sin embargo aclaró que es fanática de la lucha libre, actividad que aparece en la mayoría de las escenas del largometraje.

Señaló que su abuelo era admirador de ese deporte, quien tenía figuras de colección y videos de esa práctica, por lo que ella heredó esa afición.

“La lucha te pone la piel chinita, la música, ver al que se rifaba aventándose es brutal, son acróbatas; es importantísimo en México”, dijo.

Por su parte la actriz infantil Ana Paula Martínez está contenta con ese proyecto, con el que debuta en el séptimo arte con el personaje de “Giovanna”, hija del luchador “Halcón negro” a quien quiere y apoya siempre, pues lo ve como su mejor amigo y héroe.

“Me encantó esta historia que toma en cuenta muchos valores familiares y algunas tradiciones de México; espero que todo el mundo la vaya a ver”, externó.

Antes de ser aceptada en esa cinta a Martínez no le interesaba tanto la lucha libre, pero su mamá y el equipo de producción la llevaron a ver algunas luchas para que conociera más de eso y le fascinó.