Acceso a justicia, derecho de la ciudadanía, no privilegio: magistrado

El magistrado electoral Felipe Fuentes Barrera dijo que el acceso a la justicia no es un privilegio, sino un derecho, por lo que cada etapa representa una oportunidad para mejorar los mecanismos que...

El magistrado electoral Felipe Fuentes Barrera dijo que el acceso a la justicia no es un privilegio, sino un derecho, por lo que cada etapa representa una oportunidad para mejorar los mecanismos que permitan a la ciudadanía alcanzar un pleno acceso a ésta.

Al participar en los trabajos del Segundo Foro Regional del TEPJF: Justicia Electoral, base de la cultura democrática, Fuentes Barrera subrayó que la nueva integración de la Sala Superior ha logrado consensos para generar una línea jurisprudencial maximizadora de derechos en diversos temas.

Entre otros, mencionó la libertad de expresión, incluida en medios como internet y redes sociales, así como la paridad de género y el respeto a los principios constitucionales de certeza y seguridad jurídica.

El magistrado señaló que los jueces deben actuar con responsabilidad, estricto apego a la ley, apertura y transparencia hacia la población, y resolver los asuntos sometidos a su jurisdicción, "sin distinguir entre nombres ni hombres".

Refirió que la democracia no es una meta aislada, ya que el Estado democrático social de derecho no puede quedar en un decálogo o en un papel, sino que debe convertirse en una realidad palpable.

"Cada etapa que inicia es una nueva oportunidad para ofrecer a la sociedad una mejora integral en el acceso a ese derecho, por lo que los juzgadores debemos, en ese sentido, seguir actuando con responsabilidad, estricto apego a la ley, apertura y transparencia hacia la ciudadanía", dijo.

Durante su intervención, Fuentes Barrera expuso que la jornada electoral del pasado 1 de julio fue considerada por académicos, instituciones y un amplio sector de la opinión pública, como un ejercicio democrático exitoso.

Sin embargo, opinó que es conveniente realizar una reflexión en torno a ese ejercicio histórico, a fin de determinar qué es lo que se puede mejorar del sistema electoral nacional.

"Mediante estos ejercicios de reflexión, a todos los que intervenimos como operadores del sistema electoral nos toca analizar distintos elementos de su andamiaje, para contribuir mediante este análisis a develar qué queda por mejorar en nuestro sistema democrático", afirmó.

La magistrada presidenta de la Sala Regional Toluca, Martha C. Martínez Guarneros, precisó que no cabe duda que la democracia mexicana ha logrado importantes avances, para que las elecciones sean libres, imparciales, periódicas y competitivas.

Sin embargo, resaltó que no se deben dejar en el olvido los fenómenos de violencia e inseguridad que se presentaron durante el proceso antes de los comicios del pasado 1 de julio, "ya que estas acciones amenazan la democracia y limitan la participación ciudadana", aseveró.

Por ello, indicó, "es inaceptable utilizar la violencia como el recurso más efectivo para acceder a un cargo público, y esto constituye uno de los retos más importantes de la democracia y de la realidad política social de nuestro país".