Una vez más, la compañía Les Ballets de Monte-Carlo se encuentra en esta ciudad colonial, ahora, con el espectáculo dancístico “LAC”, basado en “El lago de los cisnes”, que como parte de las actividades del XLVI Festival Internacional Cervantino, ofrecerá funciones este jueves, viernes y sábado en el Auditorio del Estado.

A manera de preámbulo, el coreógrafo Jean-Christophe Maillot informó este día aquí que el espectáculo presenta de manera clara la diferencia entre el cisne y la mujer, referencia que en la versión original no es observada por el público. “Hemos trabajado de manera intensa sobre la narrativa histórica y el origen de la obra”, subrayó el también bailarín.

Informó que el montaje, dividido en tres actos, el primero de 14 escenas, y el segundo y tercero en siete, fue creado expresamente para el perfil de los bailarines de Les Ballets de Monte-Carlo y tiene una duración aproximada de dos horas, lo que imprime una evidente diversidad al espectáculo que da nuevas luces a ese clásico de la danza internacional.

Proveniente de Mónaco, la compañía respeta íntegramente la música compuesta por Piotr Ilitch Tchaikovski, la cual ha dado fama mundial a “El lago de los cisnes”, talento al que se suman Ernest Pignon-Ernest (puesta en escena), Philippe Guillotel (vestuario), Jean-Christophe Maillot y Samuel Thery (iluminación) y Bertrand Maillot (música adicional).

Maillot mencionó que a pesar de ser un espectáculo para todos los públicos, sin distingos de ninguna especie, Les Ballets de Monte-Carlo tiene un especial empeño en impactar en los jóvenes del mundo. “Si logramos que un solo joven de Guanajuato se conecte con la danza que nosotros hacemos, habremos de pensar que esta nueva visita ha sido un éxito”.

Reconoció que no se trata de “El lago de los cisnes” hasta hoy conocido en México, más bien, de una “renovación, una nueva versión” de esa pieza dancística. “Hemos atraído a jóvenes que pensaban ver la versión original de ‘El lago de los cisnes’, y al descubrir esta renovación de la obra, quedaron fascinados por los cambios que los acercan a ellos”, dijo.

Al hablar de la libertad creativa que debe tener todo artista, anotó que en su calidad de coreógrafo busca y tiene una libertad total en su trabajo, el cual tiene referencias que el espectador identifica. Así, las personas que conocen bien “El lago de los cisnes” van a encontrar esas referencias que conectan el montaje tradicional con esta nueva propuesta.

Otro objetivo mencionado por Jean-Christophe Maillot es el de llegar al público amante y ávido de enriquecer su cultura general, especialmente en el campo de las artes, pero que sin embargo desconoce hasta hoy las entretelas de la danza. En ese sentido, mencionó con un mohín de orgullo la intensa labor didáctica y formadora de Les Ballets de Monte-Carlo.

Acorde con lo anterior, invitó al público local y al turismo de Guanajuato, todo México y del extranjero, a conocer “LAC”. Para facilitar la asimilación de la obra, antes de cada función se ofrecerá una charla introductora que pondrá al público en contexto histórico, social, artístico y cultural de “El lago de los cisnes” y esta versión atractiva y renovada.

Dijo que en cada obra que monta, como ésta que no corrompe hacia un sentido infantil, intenta hablar con el público que no conoce la danza, ese es su objetivo, subrayó, porque desea alcanzar a un público cada vez más amplio para su trabajo, que por su depurada técnica interpretativa, es celebrado desde 1936 en una buena parte de este planeta.