Acuerdo trilateral ofrecerá certidumbre al comercio agropecuario

El Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) dará fortaleza y certidumbre al sector agropecuario, porque evita la disrupción del comercio exterior, afirmó Eugenio Díaz...

El Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) dará fortaleza y certidumbre al sector agropecuario, porque evita la disrupción del comercio exterior, afirmó Eugenio Díaz-Bonilla, especialista en materia económica.

El director del Programa para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI) dijo que el tratado estabiliza la relación comercial en la región de Norteamérica después de la incertidumbre generada por 13 meses.

“Eso ayudará a mantener la posición (de México) como un país exportador neto de alimentos”, argumentó durante el Décimo Quinto Foro Global Agroalimentario, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Puebla.

México es hoy el décimo primer productor de alimentos a nivel mundial y la décima potencia exportadora de alimentos, de ahí que este año podría superar los 35 mil millones de dólares en exportación de alimentos a casi 190 países.

La cifra implicaría un saldo superavitario de seis mil millones de dólares, de acuerdo con las previsiones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

En 2017 se registró una producción de 263 millones de toneladas, lo que significó 12 por ciento más de lo obtenido en 2012, según la dependencia federal.

Díaz-Bonilla señaló que México ha hecho un esfuerzo importante, a través de diferentes gobiernos, para llegar a convertirse en una potencia exportadora y dejar de importar alimentos, pero deberá mantener una estabilidad macroeconómica para seguir en esa línea.

Esto después de que los tres países eliminaron la incertidumbre en los mercados, al alcanzar un consenso hacia finales de septiembre y luego de que Canadá tomará la decisión de sumarse.

Sin embargo, refirió que las "guerras comerciales" tienen al mundo inmerso en la incertidumbre y cada vez aumenta la posibilidad de enfrentar una desaceleración económica durante los siguientes dos años “y habrá que ver cuáles son las implicaciones para el sector agro”.

El directivo del IFPRI consideró además que México enfrenta retos en la industria agrícola, como la puesta en marcha de políticas públicas, apoyo a pequeños y medianos productores, infraestructura, financiamiento y mejoras en investigación y desarrollo.

Agregó que se debe poner énfasis en esas cuestiones para fortalecer aún más al campo mexicano y hacerlo más productivo, como lo ha planteado el próximo gobierno federal.