Autoridad migratoria da cumplimiento a recomendación de Derechos Humanos

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que atendió y dio cumplimiento total a la recomendación 36/2013 emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), relativo a reparar el...

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que atendió y dio cumplimiento total a la recomendación 36/2013 emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), relativo a reparar el daño de una mujer venezolana y su hija menor de edad de nacionalidad mexicana.

El 1 de octubre de 2013, la CNDH solicitó a las autoridades migratorias llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a reparar el daño a las agraviadas, por el alojamiento prolongado del que fueron objeto y quienes fueron retornadas a Venezuela tras estar 158 días en las instalaciones del INM.

Ante ello, el INM realizó una serie de acciones para localizar a las víctimas y hacer de su conocimiento que en el momento que ellas decidan puede hacerse efectiva la reparación del daño ante la autoridad respectiva.

Ademas, acreditó haber adoptado las medidas para que se diseñaran e impartieran programas integrales de capacitación y formación a sus servidores públicos en materia de derechos humanos, específicamente en la atención de niñas, niños y adolescentes, con especial énfasis en los menores no acompañados.

Así, luego de un análisis del caso, la CNDH acordó dar por concluido el seguimiento de la recomendación 36/2013, "con pruebas de cumplimiento total” por parte del INM, que acató con absoluta transparencia todos sus procesos de investigación y obtención de información.

“Comprometido con salvaguardar los derechos humanos de los migrantes, el INM siempre ha sido receptivo y atiende las observaciones y recomendaciones dictadas por la CNDH, de manera respetuosa, fortaleciendo así la relación interinstitucional”, abundó el instituto.

Indicó que las observaciones, recomendaciones y comentarios vertidos por la CNDH, la sociedad civil y las organizaciones, le permiten al aprovechar sus fortalezas, perfeccionar sus acciones y corregir deficiencias con el compromiso de hacer valer siempre, los derechos humanos de los migrantes.

Son además, “un área de oportunidad para mejorar el trabajo institucional y la atención a la población migrante, respetando en todo momento sus derechos humanos independientemente de su nacionalidad o condición migratoria”, añadió.