Con el fin de prevenir y disuadir la comisión de delitos, la Policía Federal, a través de la División de Seguridad Regional, aseguró en el estado de Guanajuato 230 kilos de material que sirve para elaborar pirotecnia.

En un comunicado, se la Comisión Nacional de Seguridad informó que se interceptó a un conductor que circulaba por una carretera federal y traía 60 kilos de clorato de potasio, 20 de magnesio y 150 de carrizo con pólvora negra.

El aseguramiento se registró a la altura del kilómetro 023+600 de la carretera (1310) León–Aguascalientes, donde policías federales marcaron el alto al conductor de un vehículo con vidrios polarizados, por infringir el Reglamento de Tránsito para Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal.

El conductor accedió a que se le efectuara una inspección de rutina a la unidad, y fue así que en los asientos hallaron tres bultos de cartón con 20 kilos de clorato de potasio cada uno, y en la cajuela hallaron seis costales de plástico, uno con casi 20 kilos de magnesio y cinco con 30 kilos de carrizo con pólvora negra cada uno.

El chofer no contaba con la documentación que acreditara la legal procedencia de los productos que trasladaba, por lo que él y su acompañante fueron detenidos y puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación en León, Guanajuato, para que se dé seguimiento a las indagatorias correspondientes.