Colombia requiere de forma urgente generar un equilibrio estratégico militar para hacer frente a un eventual ataque de Venezuela, porque en la actualidad carece de capacidad defensiva y ofensiva, sostuvo el embajador colombiano en Estados Unidos, Francisco Santos.

“Lo que nos corresponde es generar ese equilibrio estratégico, sin producir una carrera armamentista, obviamente, porque no tenemos los recursos, pero sí para que Venezuela lo piense dos veces si tiene alguna intención de atacar a Colombia”, sostuvo el diplomático en entrevista con el diario El Tiempo.

Sostuvo que Colombia no tiene “misiles antiaéreos; aquí viene un Sukhoi y nos destruye la planta de Reficar (Refinería de Cartagena) o la planta de Ecopetrol en Barrancabermeja o la base aérea de Palanquero, y no tenemos cómo defendernos”.

Santos explicó que Colombia dejó de lado el reforzamiento militar para situaciones externas, para enfocarse en el “tema interno, pero sí es importante entender que ahora el tema externo se vuelve fundamental y que esa capacidad de defensa hay que renovarla”.

Señaló que una compra de aviones militares a Estados Unidos es necesaria para garantizar lo que se llama “disuasión estratégica. Nosotros tenemos unos Kfir muy viejos que todos los días pierden vigencia”.

Venezuela tiene “unos Sukhoi y unas baterías antiaéreas de última generación. Quien verdaderamente está preparado para una guerra ofensiva es Venezuela, no nosotros”, subrayó.

Colombia ha “sido el más pacifista frente a Venezuela, cuando allá se la pasan haciendo ejercicios en la frontera, comprando aviones y todo tipo de material militar ofensivo. En fin, aquí lo que hay es una patria boba, de muchos comentaristas y de muchas personas que no se dan cuenta del peligro en el que hoy incurrimos al no tener capacidad defensiva. Y esa es parte del trabajo que me tocará a mí hacer aquí en Washington”.

Insistió que está convencido del apoyo total del gobierno del presidente estadunidense Donald Trump, en caso de una agresión por parte de Venezuela.

Recordó que “el día en que estábamos en Naciones Unidas y Venezuela movió tropas a la frontera, el vicepresidente (estadunidense Mike) Pence dijo, muy claramente, no nos provoquen. Tenemos a un dictador inestable al otro lado de la frontera (…) Colombia tiene que prepararse. Y hoy, la verdad, no estamos preparados”.