Con aislamiento creciente de EUA, concluye asamblea general de ONU

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluyó hoy su plenario anual una vez que participaron 193 representantes de países miembros, con la impresión de que Estados...

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluyó hoy su plenario anual una vez que participaron 193 representantes de países miembros, con la impresión de que Estados Unidos está cada vez más aislado del resto de la comunidad.

“Si juntamos todos los discursos aquí pronunciados, tendremos una radiografía global sobre la situación del mundo de hoy; sobre los logros y desafíos más apremiantes de nuestras naciones”, declaró al cierre de la sesión la presidenta de la Asamblea General, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa.

Tal radiografía, de acuerdo con una conferencia de prensa ofrecida este lunes por Espinosa, arrojaría que entre las mayores preocupaciones de los países figuran el cambio climático, el fortalecimiento del multilateralismo y la prevención de conflictos.

En un segundo nivel, Espinosa consideró que las preocupaciones de los Estados miembros de la ONU, de acuerdo con sus discursos, fueron la migración y los refugiados.

Estas preocupaciones van exactamente en sentido contrario a los temas expuestos por el presidente Donald Trump a nombre de Estados Unidos, en que destacó la defensa de la soberanía y su crítica a la ideología del “globalismo”.

Estados Unidos es el único país de los 193 miembros de la ONU que ha anunciado su retiro del Acuerdo de París sobre cambio climático; además de que desde un principio rechazó participar en el Pacto de la ONU para la Migración.

El rechazo de Trump al multilateralismo fue patente luego de que se retirara del Consejo de la ONU para los Derechos Humanos y de que reanudara sus amenazas contra la Corte Penal Internacional, que es el tribunal dedicado a juzgar el genocidio y los crímenes de guerra y lesa humanidad.

La división entre Estados Unidos y la comunidad internacional quedó de manifiesto cuando el plenario de la Asamblea General, un foro adusto que usualmente se ciñe de manera estricta al protocolo de la diplomacia, explotara en carcajadas ante una exageración expresada por Trump.

El plenario se mofó del presidente de Estados Unidos luego de que éste aseverara que su gobierno, con menos de dos años de haber comenzado, estaba ya entre los más exitosos de la historia de Estados Unidos.

En uno de los discursos más críticos de la Asamblea General, Francia, uno de los más antiguos y sólidos aliados de Estados Unidos, ofreció a través de su presidente, Emmanuel Macron, un inusual consejo al resto de la membresía de la ONU.

Macron recomendó que ningún país debería ya firmar compromisos con la nación que se retiró del Acuerdo de París sobre cambio climático. Macron no mencionó nombres, pero quedó claro que estaba aludiendo a Estados Unidos.

Otra muestra del aislamiento de Estados Unidos fue la sesión del Consejo de Seguridad que la semana pasada presidió Trump, en que él fue el único mandatario en criticar el acuerdo nuclear iraní, defendido por China, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y el sistema de la ONU.

Espinosa minimizó en la conferencia de prensa las divisiones entre Estados Unidos y el resto del mundo, y aseveró que el concepto de soberanía y multilateralismo no son necesariamente incompatibles.

En su discurso de despedida ante el plenario, la diplomática ecuatoriana llamó no obstante de manera recurrente a la cooperación internacional.

Explicó que los conflictos internacionales, el terrorismo, la proliferación nuclear, el cambio climático y los desastres naturales, las desigualdades y la pobreza, la migración y los refugiados, la salud y la educación, el impacto de las nuevas tecnologías y el mundo del trabajo, requieren cooperación.

“Me alienta profundamente el hecho de que muchos países hayan defendido al multilateralismo y la necesidad de acciones conjuntas para abordar los desafíos mundiales”, declaró Espinosa.