México tiene deudas por 2 de octubre del 68: comisionado pro víctimas

El titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín del Rincón, aseguró que el país tiene una deuda con el pueblo de México luego de lo ocurrido el 2 de octubre de 1968, y...

El titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín del Rincón, aseguró que el país tiene una deuda con el pueblo de México luego de lo ocurrido el 2 de octubre de 1968, y que de no redimirse, la historia seguirá pasando factura.

Durante la inauguración del Monumento a la Ausencia de la artista israelí Yael Bartana, en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, el comisionado manifiestó que las huellas estampadas en dicha obra, En este acto las huellas "cambian la sangre por la vida, el dolor, la esperanza y la inercia del tiempo, por una clase, 2 de octubre no se olvida".

A su vez, Severiano Sánchez, víctima de lo acontecido en 1968, refirió que ante lo acontecido "no hay perdón y no olvidamos, justicia es lo que pedimos, no queremos dinero, no queremos disculpas, no queremos monumentos, queremos justicia".

Agregó que "hoy el movimiento está vivo porque hay miles de jóvenes dispuestos a tomar las banderas del 68, que son las libertades democráticas, los derechos humanos, los derechos de la mujer, el derecho de opinar, de pensar, de manifestarse, por eso decimos el movimiento vive, la lucha sigue aquí y nadie se rinde".

En su oportunidad, la autora del Monumento a la Ausencia, Yael Bartana, señaló que "la masacre es un símbolo de la represión de uno de los derechos civiles más básicos, el derecho a la protesta. Una cosa que permanece del asesinato violento a estudiantes, obreros, familias y sociedad civil, es su terrible ausencia".

Refirió que muchas de las personas que protestaron en aquel entonces se desvanecieron de sus clases, casas y lugares de trabajo, creando un vacío que se suma a la pérdida sufrida por sus padres y amigos, "esta ausencia colectiva permea todas las partes de la sociedad, hoy esta ausencia también es un monumento a la gente".

El investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Ricardo Raphael de Lamadrid, señaló que el monumento está dedicado al 68 y a la vez remite a las demás ausencias.

"Hoy la mejor manera de conmemorar al movimiento del 68 es abrazar, como lo hicieron aquellos jóvenes, la Constitución, abrazar las instituciones, los derechos y las obligaciones, conjurar esas ausencias debe ser la manera como hoy conjuremos las violencias, así, dichas en plural, de nuestra época", abundó.

El Monumento a la Ausencia está abierto al público dentro del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, y se suma a las conmemoraciones por el 50 aniversario de lo ocurrido en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968.