Exministro brasileño revela costos millonarios de campañas de Rousseff

Las campañas presidenciales de Dilma Rousseff de 2010 y 2014 en Brasil costaron unos 350 millones de dólares, reveló hoy un exministro como parte de un acuerdo de "delación premiada" tras ser...

Las campañas presidenciales de Dilma Rousseff de 2010 y 2014 en Brasil costaron unos 350 millones de dólares, reveló hoy un exministro como parte de un acuerdo de "delación premiada" tras ser condenado por corrupción y lavado de dinero.

El extitular de Hacienda y de la Casa Civil en los gobiernos del Partido de los Trabajadores (2003-2016), Antonio Palocci, dijo al juez Sergio Moro, de la Operación Lava Jato, que casi un tercio de esa suma no fue declarado a la Justicia electoral y provino de donaciones de empresas.

Las donaciones “acumularon ilicitudes en casi todos los recursos recibidos”, dijo Palocci, figura influyente en los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Rousseff y beneficiario de una “delación premiada” con la Justicia tras ser condenado el año pasado a 12 años y dos meses de cárcel.

La declaración consta en una parte de los autos judiciales que Moro levantó el secreto de sumario, en una decisión tomada a menos de una semana de las elecciones presidenciales y que podría tener un impacto en el tramo final de campaña.

La serie de documentos revelados indica que las elecciones de 2010 y 2014 costaron más del doble de las cantidades declaradas a la Justicia electoral.

Palocci aseguró además que cientos de proyectos de ley y normas aprobadas durante los gobiernos del PT (2003-2016) fueron objeto de recepción de sobornos de empresas que se beneficiaban con ellas.

Moro, que condenó a Lula da Silva a 12 años y un mes de cárcel, justificó el levantamiento del secreto de sumario a sólo seis días de la votación porque “no vislumbré riesgos a las investigaciones”.

Sin embargo, en una campaña muy polarizada y marcada por el deseo del electorado de acabar con la corrupción endémica, la revelación sí podría tener impacto en la intención de voto.

El candidato del PT, Fernando Haddad, que reemplazó a Lula da Silva tras ser inhabilitado, está segundo en las encuestas con el 22 por ciento, por detrás del radical de extrema derecha Jair Bolsonaro, con 28.

El PT reaccionó a la decisión judicial y la publicación de parte del contenido de los autos al asegurar que Moro intenta intervenir en las elecciones, mientras Lula da Silva dijo por medio de sus asesores de prensa que Palocci “miente”.