Primer aniversario de la peor masacre en la historia de EUA

Este primero de octubre se cumple un año del tiroteo masivo más trágico en la historia moderna de Estados Unidos, que dejó un saldo de 58 muertos y 869 heridos que asistían a un concierto al aire...

Este primero de octubre se cumple un año del tiroteo masivo más trágico en la historia moderna de Estados Unidos, que dejó un saldo de 58 muertos y 869 heridos que asistían a un concierto al aire libre en Las Vegas.

Esa noche el francotirador Stephen Paddock, desde una de las habitaciones del hotel casino Mandalay Bay, hizo más de mil tiros, lo que fue captado por cámaras de seguridad y de asistentes al concierto de música country Ruta 91 Harvest.

El 1 de octubre, como se le conoce al incidente violento, se convirtió en una noche trágica para la ciudad de Las Vegas luego de que se llevara a cabo un ataque a más de 22 mil personas que se encontraban disfrutando de la música.

Según el reporte revelado por parte de la policía metropolitana de Las Vegas, eran las 22:05 horas lcoales cuando Stephen Paddock comenzó a disparar cientos de balas hacia la multitud que disfrutaba del último día del festival de música country Route 91 Harvest.

Esa noche, miles de personas se vieron afectadas por la lluvia de balas que Paddock disparó hacia el área de Las Vegas Village, una explanada que se ubica frente al hotel y casino Luxor, en el lado sur del Strip.

El incidente parece haber sido planeado meticulosamente por parte del autor, quien tenía 64 años y contaba con residencias de lujo en Mesquite y Reno, ambas en el estado de Nevada.

El autor de la peor masacre en la historia moderna de Estados Unidos, era el menor de cuatro hijos, era graduado de la universidad y trabajó con el Servicio Postal del país durante sus años de estudio.

Paddock poco a poco empezó a invertir dinero en bienes raíces, lo que lo llevó a acumular una fortuna; después se le veía con regularidad apostar grandes cantidades de dinero en los casinos.

Tras la masacre en el Strip de Las Vegas, la policía metropolitana y el FBI iniciaron la investigación sobre el incidente, lo que llevó a las autoridades a ver las actividades del autor días previos al primero ° de octubre.

Un reporte del FBI reveló que se recolectaron 22 mil horas de video y 252 mil imágenes en donde se pudo ver a Paddock unas 500 veces; la evidencia fue obtenida de aproximadamente dos mil pistas que se investigaron.

Inicialmente se reportaron disparos en otras propiedades del Strip, otros dijeron que había más tiradores, e incluso hubo quienes asegurando ver a más autores; sin embargo, la investigación de las autoridades reveló que Paddock actuó solo.

Marilou Danley, novia de Paddock y quien se encontraba en Filipinas días previos a la masacre, se convirtió en una persona de interés luego de que se encontrara a su pareja muerta en el cuarto 135 del piso 32 del hotel y casino Mandalay Bay y uno de los cuartos estuviera reservado a su nombre.

En las entrevistas que Danley realizó con las autoridades posteriores a la masacre, se reveló que ella había viajado a su país natal por sugerencia de su pareja, quien le había mandado 150 mil dólares para comprarse una casa en Filipinas; ella creía que el dinero era porque él quería terminar con la relación.

Su testimonio reveló que, tras una relación de varios años, él empezó a mostrar un interés en las armas y que empezó a juntarlas, tiempo en el que Danley le ayudaba a cargar con ellas en varias ocasiones.

Danley notó que a partir de septiembre de 2017, su novio se empezó a portar un poco extraño, declarando que en una de sus estadías en el Mandalay Bay observaba por las ventanas viendo hacia la calle desde diferentes ángulos.

Durante el ataque, Danley se encontraba en Manila en donde se dio cuenta que era buscada como persona de interés al ver su foto en la televisón, por lo que habló con su hija en California para regresar a Estados Unidos inmediatamente. Las autoridades determinaron que ella no era parte del ataque y desconocía de los planes de su novio.

Estos planes dejaron un total de 869 personas heridas, 413 de las cuales fueron causadas por las balas. 58 personas terminaron muertas; 20 perdieron la vida dentro del área del concierto y 11 en los alrededores del lugar; el resto murió en hospitales de la zona metropolitana de Las Vegas: Desert Springs (4), Spring Valley (3), Valley (1), Sunrise (16) y UMC (3).

Tras el descubrimiento del cuerpo de Paddock, inició una investigación de múltiples agencias que comenzó con la revisión de sus pasos, de sus posesiones, de sus llamadas telefónicas y cateo de sus propiedades. La policía logró revisar cuatro celulares que tenía, además del historial de búsqueda en dos computadoras portátiles.

Además, también revisaron su camioneta en el Mandalay Bay, y se tuvo que romper una ventana para que una unidad canina revisara si había explosivos, y al alertar sobre ellos, se le llamó al equipo especializado de los bomberos de Las Vegas.

Dentro del vehículo había cargadores de rifles listos para usar, 20 contenedores de blancos explosivos de dos libras cada uno, 10 contenedores de blancos explosivos de una libra cada uno y 20 bolsas de substancias químicas explosivas de dos libras cada una. Una libra equivale a 460 gramos.

En sus residencias de Reno y Mesquite se encontraron nueve escopetas, 10 pistolas de mano, seis fusiles, objetivos explosivos, munición y cargadores de fusil.

Pero a pesar de poder determinar el qué, cómo, cuándo y dónde de la peor matanza en la historia moderna de Estados Unidos varios meses después del incidente, las autoridades no han podido determinar la pregunta que más se ha hecho la gente: el por qué.