Desacuerdo en oposición venezolana sobre llamado a huelga general

Dirigentes de la oposición venezolana expresaron hoy sus diferencias sobre el llamado a una posible huelga general este viernes 5 de octubre, en protesta contra el programa del presidente Nicolás...

Dirigentes de la oposición venezolana expresaron hoy sus diferencias sobre el llamado a una posible huelga general este viernes 5 de octubre, en protesta contra el programa del presidente Nicolás Maduro para enfrentar la crisis económica.

El principal promotor de la protesta, el ex candidato presidencial Andrés Velásquez, señaló que el llamado es para que los trabajadores se expresen en torno a la crisis económica del país, agudizada por la hiperinflación y la recesión.

“El país ya se encuentra técnicamente paralizado, con trabajadores que no pueden llegar hasta sus puestos de trabajos por la falta de transporte. Esta es una huelga para que los trabajadores se expresen y reclamen”, señaló en una rueda de prensa.

Velásquez planteó la protesta por un día en preparación para una huelga general por tiempo indefinido. “Cuando hablamos de una huelga nacional indefinida, queremos que la huelga sea así hasta lograr una solución, pero ya eso es un acto de compromiso”, expresó.

El llamado ha sido respaldado por el Frente Amplio, una alianza de gremios que forma parte de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática.

Velásquez dijo que los trabajadores tendrán una oportunidad de protestar contra la destrucción del salario, como llamó a la hiperinflación que azota al país, y en defensa de los contratos laborales.

El líder del partido Causa Radical había convocado una huelga de un día el 21 de agosto pasado, la cual fue acatada parcialmente, en protesta contra el programa económica de Maduro, que arrancó poniendo en circulación una nueva moneda, el bolívar soberano, al suprimirle cinco ceros al bolívar fuerte.

Velásquez mencionó que la huelga es la principal herramienta de los trabajadores para hacer sentir sus reclamos ante el poder. Sin embargo, la convocatoria para el viernes carece de un llamado formal.

Por su lado, el dirigente del grupo sindical del Frente Autónomo de Defensa del Salario (Fades), Froilán Barrios, expresó su desacuerdo con la protesta, alertando que este tipo de medidas de presión nunca tiene grandes resultados.

“El año pasado hubo al menos cuatro convocatorias para una huelga y todas resultaron un desastre”, resaltó.

Agregó que el “paquetazo” económico de Maduro requiere una respuesta de los trabajadores, ya que no logró ni frenar la inflación ni estabilizar la economía, como lo había anunciado el presidente”.

“Ante esta situación los sindicalistas tienen una gran oportunidad de organizarse, de crear estrategias para buscar soluciones ante la terrible tragedia que viven los trabajadores venezolanos. Existen algunas figuras públicas o líderes políticos que quieren tener un papel principal que lo que hace es darle una oportunidad al gobierno de que ridiculice cualquier convocatoria que se realice en un futuro”, manifestó.

Asimismo, una asamblea de profesores universitarios decidió mantener sus protestas en la calle en rechazo a las nuevas asignaciones salariales aprobadas por el gobierno y sumarse a la posible huelga del viernes.