Condenan en Argentina a tres narcos por tráfico de efedrina

La justicia argentina condenó hoy con penas de siete años y seis meses de prisión a tres hombres vinculados con un escandaloso caso de tráfico de efedrina .Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y...

La justicia argentina condenó hoy con penas de siete años y seis meses de prisión a tres hombres vinculados con un escandaloso caso de tráfico de efedrina .

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci (36) fueron condenados hoy por haberse fugado en diciembre de 2015 de la cárcel en donde cumplían una cadena perpetua por haber asesinado a tres empresarios.

La llamada “triple fuga” conmocionó al país porque se llevó a cabo el 27 de diciembre, a escasos días de que Mauricio Macri asumiera como presidente, y la persecución mantuvo en vilo a los argentinos hasta que los prófugos fueron capturados el 9 de enero de 2016.

En su fallo, el tribunal encontró a los Lanatta y a Schillaci culpables de los delitos de robo simple, privación de la libertad y robo agravado por arma de utilería y evasión.

Durante los 13 días que duró la persecución, los prófugos robaron vehículos, balearon a policías, secuestraron a un empresario, robaron propiedades y falsificaron una camioneta policial.

Cuando se evadieron, los tres ya habían sido condenados a perpetua por el crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, ocurrido en agosto de 2008.

Después de que sus cuerpos fueron encontrados tirados a un costado de la carretera, se descubrió que los tres empresarios habían formado parte de la red que vendió de manera ilegal efedrina a supuestos narcotraficantes mexicanos.

De acuerdo con las investigaciones, la efedrina iba a parar a manos del Cártel de Sinaloa, que usaba la sustancia para fabricar metanfetaminas y otras drogas de diseño que producen ganancias multimillonarias en el mercado estadounidense.

El caso salpicó incluso a la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ya que se comprobó que Forza, uno de los empresarios asesinados, había sido donante de su primera campaña presidencial en 2007