Integración de Canadá a nuevo USMCA da calma a empresarios y sindicatos

La inclusión de “último minuto” de Canadá en el nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), que sustituirá el TLCAN, fue bien recibida en general por empresarios y sindicatos, aunque el...

La inclusión de “último minuto” de Canadá en el nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), que sustituirá el TLCAN, fue bien recibida en general por empresarios y sindicatos, aunque el sector agropecuario manifestó preocupación por las concesiones que pudo haber hecho el gobierno, sobre todo en el mercado de lácteos.

Poco antes de la medianoche y luego de dos días de intensas negociaciones con sus contrapartes estadunidenses, se dio a conocer la declaración conjunta sobre el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica “modernizado para el siglo XXI” que se identificará por las siglas en inglés USMCA (United States-Mexico-Canada Agreement).

La declaración, firmada por el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer, y la canciller canadiense, Chrystia Freeland, asegura que el nuevo acuerdo, que incluirá a México, “resultará en mercados más libres, comercio más justo y un crecimiento económico sólido en nuestra región”.

La Cámara de Comercio de Canadá felicitó a la negociadora Freeland y su equipo por haber logrado que el acuerdo se mantenga trilateral, pese a las “condiciones extraordinariamente retadoras”. Agregó que ahora sus 200 mil negocios afiliados pueden “respirar un poco mejor y regresar a enfocarse donde deben estar: atendiendo a sus clientes y creando empleos”.

Su presidente, Perrin Beatty, dijo que todavía falta conocer los detalles de lo acordado y precisó que todo este proceso para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha sido una “llamada de atención: nunca debemos poner mucho en un solo mercado. Necesitamos urgentemente diversificar nuestro mercado e impulsar la competitividad de los negocios canadienses”.

Por su parte, Jerry Dias, líder del sindicato Unifor, uno de los más fuertes de Canadá y quien acompañó a los negociadores en el largo proceso que duró más de un año, resaltó que el nuevo USMCA implicará un mejor salario para los trabajadores mexicanos, lo que ayudará a que las plantas automotrices se queden en Canadá.

“Estados Unidos finalmente entendió que Canadá no se iba a mover del mecanismo de resolución de disputas (Capítulo 19) ni en su industria cultural”, agregó el sindicalista, quien advirtió que se seguirá trabajando para proteger los derechos laborales de los trabajadores automotrices.

Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Productores de Autopartes de Canadá, afirmó que el USMCA “es el primer acuerdo comercial entre los principales productores nacionales de automóviles desde el TLCAN original que ve subir el Valor de Contenido Regional (RVC) para la producción automotriz”.

Sin embargo, el sector agropecuario canadiense criticó que el gobierno del primer ministro Justin Trudeau haya cedido ante Estados Unidos con abrir el mercado de lácteos -se prevé que será un 3.6 por ciento de la producción canadiense-, lo que “tendrá un dramático impacto no sólo en los productores de leche, sino en todo el sector”.

Pierre Lampron, presidente de Dairy Farmers Canada, señaló que no ve cómo esta apertura a las importaciones estadunidenses de lácteos “pueda ser buena para 220 mil familias canadienses que dependen de la producción de lácteos para su sustento”.