“Es un buen día para Canadá”: Trudeau

El primer ministro Justin Trudeau dijo esta noche que “es un buen día para Canadá” en relación al virtual acuerdo comercial con Estados Unidos tras un año de negociaciones y dos días de intensas...

El primer ministro Justin Trudeau dijo esta noche que “es un buen día para Canadá” en relación al virtual acuerdo comercial con Estados Unidos tras un año de negociaciones y dos días de intensas revisiones “línea por línea” de lo que será el nuevo acuerdo que se unirá el de México-Estados Unidos para revivir el TLCAN.

Al salir de su oficina en la capital canadiense, al filo de las 23:00 horas locales, Trudeau no contestó las múltiples preguntas de la prensa pero sólo se limitó a decir que era un gran día para Canadá y que hablará con la prensa mañana.

En lo que se avizora como un gran triunfo para Canadá es que logró convencer a la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no era un mal acuerdo y que el comercio de la región está interrelacionado, por lo que es imposible fraccionarlo.

Además, los negociadores canadienses habrían logrado mantener el Capítulo 19 de resolución de controversias, el cual no está incluido en el acuerdo en principio entre México y Estados Unidos.

El Capítulo 19 del actual TLCAN, con un panel trilateral, le ha servido a Canadá para impugnar los casos de derechos antidumping y compensatorios, los cuales ha ganado en la mayoría de los casos.

Pese a las presiones internas de los agricultores sobre todo de provincias con peso electoral, el gobierno canadiense habría accedido a dar más acceso a las importaciones estadunidenses de lácteos, incrementando la cuota de lo que puede ser importado sin estar sujeto a las tarifas de 275 por ciento, siguiendo el esquema concedido en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, del que Estados Unidos decidió no formar parte.

En el acuerdo de asociación transpacífico las 10 naciones –incluida México—tendrán acceso al mercado de lácteos canadiense que iguale el 3.25 por ciento de la producción anual de leche en Canadá. Hasta este momento se desconoce qué porcentaje se destinará a Estados Unidos.

Hasta ahora no se ha dicho si Canadá habría logrado comprometer a Estados Unidos de que no le aplicará en el sector automotriz la sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio, como ya lo hizo con las importaciones de acero y aluminio.