La nueva serie de Televisa “Sin miedo a la verdad” invitará al público a adentrarse en 21 familias que de pronto se ven sumergidas en un abismo del que pareciera no pueden salir.

La producción de Rubén Galindo en la que participan Fernando Carrillo, Salvador Pineda y Polo Morín, entre otros actores, se estrenará el 8 de octubre por Las Estrellas.

“¿Qué se siente caminar en la oscuridad y entrar a un mundo completamente desconocido?”, preguntó el realizador durante la presentación del proyecto, este martes en el Foro 2 de Televisa San Ángel, en la capital del país.

Enseguida informó que ese programa de suspenso y melodrama policiaco, que se transmitirá de lunes a viernes, mostrará casos inspirados en problemas que vive la sociedad.

Esas historias serán escenificadas de una manera cinematográfica mostrando ciertos peligros que se deben evitar en la vida real, platicó el productor, quien estuvo a cargo de la bioserie “Hoy voy a cambiar”.

“El mundo está en una crisis de ruptura, una de las más grandes, la que generan las nuevas tecnologías: los medios digitales.

“Esa área específicamente es a la que ‘Sin miedo a la verdad’ se va adentrar y nos va a enseñar cuál vulnerables podemos ser todos cuando damos un mal uso a un teléfono celular”, relató.

La trama se centra en “Manuel Moreno ‘Manu’”, considerado por muchos un héroe urbano, quien trabaja en una ciberplaza y usa un videoblog de manera anónima.

Usa el seudónimo de “Gus” como su identidad cibernética, con la que se identifica para proteger a aquellos que han sido víctima de alguna injusticia; en cada capítulo habrá una historia de principio a fin.

Gracias a las habilidades tecnológicas que tiene el protagonista resolverá diferentes casos relacionados con temáticas como “ciberbullying”, “sexting”, corrupción, impunidad, tráfico de órganos, narcomenudeo, online, retos suicidas, trata de personas o robo de bebés

“Es una autocrítica a los padres de familia, a los adolescentes, a las fundaciones, que nos obliga a revisar por dónde vamos caminando y hacia dónde queremos ir”, dijo.

Galindo subrayó que además de esto es un programa de entretenimiento que divierte y da una mirada esperanzadora de que empoderándose y sabiendo dónde está la línea del bien y la del mal se puede evitar muchos problemas.

“Es un cuestionamiento de la ética para que crezcamos y escapemos de los problemas; no es un documental ni una tesis universitaria, es un programa de televisión que habla en un tono más realista, pero está basado en el melodrama”, detalló.