Grupo Bimbo, la panificadora más grande del mundo, busca socios para lograr que todas sus operaciones utilicen energía renovable para el año 2025, meta que hoy tiene 40 por ciento de cumplimiento a nivel mundial.

El director global de Operaciones de la compañía, Jorge Zárate, afirmó que esta será la estrategia que seguirán en los 32 países en los que la empresa mexicana tiene presencia; “nosotros vendemos pan, no nos vamos a meter al negocio de energía renovable”, dijo.

Durante la Climate Week que se celebra en la ciudad de Nueva York, Grupo Bimbo dio a conocer que es la primera compañía de toda Latinoamérica en sumarse a la iniciativa global RE100, que establece que todas sus operaciones serán renovables para el año 2025.

En la actualidad, de la operación total de la compañía en el mundo, 40 por ciento utiliza energía renovable, mientras que en México alcanza 75 por ciento gracias al parque eólico Piedra Larga, dedicado en su totalidad a la operación de la panificadora, aunque es una inversión de la empresa Renovalia Energy, con la que tiene un contrato por 18 años para comprarle energía.

Por su parte, la gerente global de Energía Renovable de Grupo Bimbo, Irene Espínola, comentó que ya se ha dialogado con dos nuevos socios en México para poder cumplir con el 25 por ciento restante de las operaciones, aunque todavía no se sabe el tipo de energía eólica que se utilizará.

Además se tienen pláticas avanzadas con socios en países como Argentina, Chile, Colombia y Canadá, mientras que en España ya se cuenta con un porcentaje de la operación con energía renovable.

“Definitivamente no es algo que podamos hacer solos, el tema de energía renovable es una relación a largo plazo con todos los proveedores. En todos los países hay un socio local que tenga el expertis y el conocimiento para hacer ciento por ciento renovable”, manifestó.

Se espera que para 2025, alrededor de 75 por ciento de las operaciones a nivel mundial de la compañía utilicen energía eólica, mientras que 20 por ciento provendrá de energía solar y 10 por ciento de la hídrica.

En entrevista tras participar en el panel “Liderazgo climático corporativo en todo el mundo”, Jorge Zárate rechazó que la llegada del nuevo gobierno vaya a generar cambios profundos relacionados con la reforma energética, en particular en energías renovables, porque no se puede cambiar lo que se está haciendo de manera correcta.

“Entendemos que lo que pueda venir en el futuro tendrá que sumar a lo que ya está sucediendo. No dudo que pueda haber una revisión de contratos, pero no creemos que eso pueda afectar el fondo de la reforma energética", argumentó el directivo.

Agregó que básicamente lo que la reforma energética está invitando es a que se sea responsable con el uso de la energía, "y que cambiemos de energía carbonizada a energía no carbonizada, a energía limpia; el fondo de esto no cambiará”, confío.

Tras recordar que Grupo Bimbo inició este cambio hacia la energía renovable en 2012, refirió que la planta eólica que le abastece energía requirió una inversión de 200 millones de dólares, además de que la empresa invirtió de forma directa 10 millones de dólares en paneles solares este año y continuará con sus inversiones hacia delante, sin que se tenga un monto definido.