La Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península (HRAEPY), y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) firmaron un acuerdo para ampliar las investigaciones sobre la litiasis urinaria en la entidad.

Esa enfermedad aqueja a una buena parte de la población local, por lo cual signaron ese acuerdo en el que también participará el Organismo de Cuenca Península de Yucatán de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La firma se realizó en dicho nosocomio, donde su director general, Rafael Antonio Barrera Zoreda, señaló que la litiasis urinaria se define como la presencia de cálculos o litos en el tracto urinario (riñón, uréter o vejiga), y deviene de diversas alteraciones en la composición de la orina, lo que da como resultado la cristalización de diferentes solutos.

Asimismo, resaltó las implicaciones de este mal para el sector salud, indicando que actualmente este problema rebasa las capacidades de atención por lo menos del Hospital que él representa, por lo que iniciar una investigación que ayude a determinar la o las causas es de vital importancia.

Por su parte, el director del Centro INAH Yucatán. Eduardo López Calzada, mencionó que investigadores del instituto caracterizarán el padecimiento de litiasis en la población local, conjuntando los campos de la arqueología, la etnohistoria y la antropologías física, médica y de la nutrición.

El titular de Seduma, Eduardo Batllori Sampedro, mencionó que este convenio se firmó en el marco del Comité Técnico de Aguas Subterráneas para la zona Geohidrológica Metropolitana de Yucatán (Cotasmey).

Esto se efectuó, porque el Cotasmey es un órgano colegiado de integración mixta para la concertación, apoyo, consulta y asesoría entre dependencias de los tres niveles de gobierno, las organizaciones de la sociedad civil y cualquier instancia relacionada con la gestión del acuífero.

Puntualizó que en el proyecto participan otras instituciones como el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) con el análisis de los litios, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el estudio del agua, además de la Universidad de Michigan y la doctora Julia Pacheco Ávila, reconocida en el ámbito de calidad del vital líquido.

Cabe señalar que según una encuesta realizada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en México, Yucatán presenta la prevalencia más alta del país, con 5.8 casos por 10 mil habitantes, mientras que para el país la media es de 2.4 casos por 10 mil personas.