El presidente surcoreano, Moon Jae-in, partió hoy rumbo a Estados Unidos para una cumbre con su homólogo estadunidense, Donald Trump, donde tratará de intermediar una segunda cumbre Pyongyang-Washington.

El viaje de Moon llega después de su visita de la semana pasada al país comunista, donde mantuvo su tercera cumbre bilateral con el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, destacó Yonhap.

Moon explicará el resultado de la última cumbre intercoreana ante todo el mundo cuando pronuncie un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, dijo el subdirector de la Oficina de Seguridad Nacional, Nam Gwan-pyo.

Sin embargo, su viaje a Estados Unidos  tiene como objetivo explicar el resultado de la cumbre directamente al presidente estadunidense Donald Trump.

Moon mantendrá discusiones profundas con Trump sobre las maneras de romper con el punto muerto en los diálogos entre Estados Unidos y el Norte, y la mejora de dichas relaciones, dijo Nam ante los reporteros previamente.

La última cumbre Moon-Kim marcó la tercera de su tipo desde que Moon llegó al cargo en mayo del 2017 y fue la quinta cumbre intercoreana de la historia.

El viaje del presidente surcoreano a Pyongyang, del pasado martes a jueves, llegó en medio de un estancamiento en los diálogos de desnuclearización entre el Norte y Estados Unidos, en parte causado por la cancelación de Trump de un viaje planeado a Corea del Norte de su secretario de Estado, Mike Pompeo, citando una falta de progreso en el proceso de desnuclearización del Norte.

En una declaración conjunta con Moon, Kim acordó desmantelar la instalación de pruebas de motores de misiles del Norte y los recintos de lanzamiento en Dongchang-ri, considerados casa de lo nuevos misiles balísticos de largo alcance desarrollados por el país comunista, que pueden alcanzar el territorio continental estadunidense.

El Norte ha ofrecido también desmantelar sus instalaciones nucleares clave en Yongbyon a cambio de medidas correspondientes de Estados Unidos.

Moon dijo que el líder norcoreano confirmó repetidamente su compromiso hacia la desnuclearización lo antes posible.

El presidente surcoreano dijo que cree que el proceso de desnuclearización podrá avanzar más rápido si los dos líderes se sientan cara a cara.

Trump y Kim se reunieron en Singapur el 12 de junio, marcando la primera cumbre entre sus países.

Moon ha invitado a Kim a visitar Seúl antes del fin de año.