El actor Moisés Arizmendi renueva su compromiso con las causas sociales al convertirse en padrino de Loló Autismo, institución especializada en el trastorno del espectro autista (TEA), además de compartir los avances de su hijo que fue diagnosticado con este problema.

En entrevista con Notimex, el actor se mostró complacido de poder ser padrino del cambio de logotipo de la institución que ayuda a muchos pequeños.

“Lo importante es decir que es una fundación y una escuela que ayuda a niños de uno hasta ocho años”, dijo el actor, quien estuvo acompañado por María Dolores Pérez Ballesteros, directora y creadora de esta iniciativa desde hace más de 20 años, quien explicó que este cambio de imagen es para que los ubiquen con más facilidad.

Recordó que antes tenían otros nombres, sin embargo la gente hoy en día la ubican perfectamente como "Loló" y de ahí la idea de cambiar el logotipo.

“Nosotros buscamos ayudar y quien necesite de ayuda es bienvenido, yo personalmente atiendo las llamadas todos los días”, explicó María Dolores "Loló".

Por lo que señaló que esta institución trata de ayudar a pequeños con este padecimiento, para que posteriormente puedan ir a la escuela acompañados de una maestra sombra, además de que a los más grandes también los ayudan en su formación integral.

Comentó que en este lugar también sirve para dar terapia de lenguaje, conducta, si se requiere; “tenemos actualmente una población de 30 niños pero tenemos capacidad para 100”.

Por su parte, el actor compartió que su hijo Lucio durante tres años fue parte de esta institución y hoy en día va a una escuela normal en compañía de su maestra sombra, “él está contento y lo aprendido en este lugar sirvió”.

En Loló Autismo han desarrollado su propio método y los pequeños reciben cerca de 25 horas de actividades terapéuticas a la semana.